Swissair reestructura y anuncia despidos

Con el objetivo de ahorrar casi US$ 300 millones, el grupo helvético de aviación realizará profundos cambios, que afectarán al conjunto de la empresa y supondrán un proceso de desinversiones, antes de fin de año.

(EFE).- El grupo helvético de aviación Swissair va a realizar una profunda reestructuración antes de fin de año, que supondrá la eliminación de empleos, desinversiones y la revisión de todo el organigrama de la empresa.

El objetivo de estas medidas será ahorrar casi US$ 300 millones, en comparación con el segundo semestre del año pasado, señaló ayer (martes 5) martes la empresa en un comunicado.

El grupo Swissair aseguró que la reducción de puestos de trabajo es “inevitable”, pero que “no se trata del objetivo principal”, sino que la sociedad quiere “optimizar sus procesos y estructuras internas”.

Desde el punto de vista del empleo, “aún no se ha definido” cuántos de los 7.000 puestos de trabajo que tiene el grupo en el mundo desaparecerán, aunque la reestructuración afectará al conjunto de la empresa y supondrá un proceso de desinversiones, según el portavoz del Grupo Swissair, Jean-Claude Donzel.

El presidente del Consejo de Administración, Mario Corti, señala en la nota que “para que el grupo recupere su equilibrio en el contexto siempre difícil de 2001, son necesarias medidas rápidas y eficaces. Pero el interés general del grupo prima sobre los intereses individuales de sectores y de personas”.

Si bien no se han dado precisiones sobre el proceso de desinversiones, Coti señaló recientemente que el Grupo Swissair busca un comprador para su filial informática Atraxis.

Asimismo pasará a examen su filial de leasing (alquiler con opción de compra) de aviones Flightlease, que consume gran cantidad de fondos propios en relación con su rentabilidad.

En cuanto al futuro de sus compañías aéreas, Swissair “debe volver a examinar el conjunto de sus participaciones”, según la nota.

El grupo Swissair anunció ya su intención de retirarse de las compañías francesas AOM y Air Liberté antes de finales de mes, mientras que siguen las negociaciones con la aerolínea belga Sabena sobre el reparto de capital, según Donzel.

De forma paralela a la reducción de su número de filiales, el grupo tiene previsto “simplificar la jerarquía” interna, para conseguir mayor flexibilidad y disponibilidad.

Durante el pasado proceso de diversificación, el grupo, que comprende hoy más de 20 sociedades independientes, se dotó de demasiados cargos directivos, según Donzel, quien explicó que “sencillamente hay demasiados intermediarios entre la dirección general y los empleados”.

El Grupo Swissair, nombre adoptado tras la última Asamblea General celebrada el pasado abril, cerró su ejercicio del año pasado con una pérdidas de US$ 1.700 millones, las mayores de su historia.

(EFE).- El grupo helvético de aviación Swissair va a realizar una profunda reestructuración antes de fin de año, que supondrá la eliminación de empleos, desinversiones y la revisión de todo el organigrama de la empresa.

El objetivo de estas medidas será ahorrar casi US$ 300 millones, en comparación con el segundo semestre del año pasado, señaló ayer (martes 5) martes la empresa en un comunicado.

El grupo Swissair aseguró que la reducción de puestos de trabajo es “inevitable”, pero que “no se trata del objetivo principal”, sino que la sociedad quiere “optimizar sus procesos y estructuras internas”.

Desde el punto de vista del empleo, “aún no se ha definido” cuántos de los 7.000 puestos de trabajo que tiene el grupo en el mundo desaparecerán, aunque la reestructuración afectará al conjunto de la empresa y supondrá un proceso de desinversiones, según el portavoz del Grupo Swissair, Jean-Claude Donzel.

El presidente del Consejo de Administración, Mario Corti, señala en la nota que “para que el grupo recupere su equilibrio en el contexto siempre difícil de 2001, son necesarias medidas rápidas y eficaces. Pero el interés general del grupo prima sobre los intereses individuales de sectores y de personas”.

Si bien no se han dado precisiones sobre el proceso de desinversiones, Coti señaló recientemente que el Grupo Swissair busca un comprador para su filial informática Atraxis.

Asimismo pasará a examen su filial de leasing (alquiler con opción de compra) de aviones Flightlease, que consume gran cantidad de fondos propios en relación con su rentabilidad.

En cuanto al futuro de sus compañías aéreas, Swissair “debe volver a examinar el conjunto de sus participaciones”, según la nota.

El grupo Swissair anunció ya su intención de retirarse de las compañías francesas AOM y Air Liberté antes de finales de mes, mientras que siguen las negociaciones con la aerolínea belga Sabena sobre el reparto de capital, según Donzel.

De forma paralela a la reducción de su número de filiales, el grupo tiene previsto “simplificar la jerarquía” interna, para conseguir mayor flexibilidad y disponibilidad.

Durante el pasado proceso de diversificación, el grupo, que comprende hoy más de 20 sociedades independientes, se dotó de demasiados cargos directivos, según Donzel, quien explicó que “sencillamente hay demasiados intermediarios entre la dirección general y los empleados”.

El Grupo Swissair, nombre adoptado tras la última Asamblea General celebrada el pasado abril, cerró su ejercicio del año pasado con una pérdidas de US$ 1.700 millones, las mayores de su historia.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades