Shell comienza su reestructuración

Royal Dutch/Shell inició el desmantelamiento de su estructura corporativa. Sin embargo, el hecho fue opacado por la noticia de que el grupo podría haber inflado la cantidad reservas petroleras mucho más de lo anteriormente admitido.

29 octubre, 2004

La decisión del grupo anglo-holandés de recomendar la total fusión de sus holdings británica y holandesa va mucho más allá de las exigencias de los principales inversores, que venían bregando por una combinación de los directorios de ambas compañías.´p>
Los inversores responsabilizaron a la pesada estructura gerencial por la incapacidad de identificar y detener el escándalo sobre las reservas, que terminó con la salida de tres de los principales ejecutivos.

Jeroen van der Veer, quien acaba de ser nombrado para el cargo de primer CEO de la compañía combinada, dijo que la nueva estructura no sólo va a manejar mejor las responsabilidades y las garantías contra problemas de auditoría, sino que además será menos compleja, más orientada hacia resultados y más competitiva. “Abandonar el sistema colegiado me permitirá acelerar la toma de decisiones y ver que la ejecución se realice en tiempo y forma,” dijo van der Veer.<>
Entre las prioridades está mejorar los deficientes procesos de toma de decisiones y poner a la compañía a la altura de sus pares en el negocio, como ExxonMobil y BP, que dejaron atrás a Shell en la carrera por aumentar la producción y reemplazar reservas petroleras.

La decisión del grupo anglo-holandés de recomendar la total fusión de sus holdings británica y holandesa va mucho más allá de las exigencias de los principales inversores, que venían bregando por una combinación de los directorios de ambas compañías.´p>
Los inversores responsabilizaron a la pesada estructura gerencial por la incapacidad de identificar y detener el escándalo sobre las reservas, que terminó con la salida de tres de los principales ejecutivos.

Jeroen van der Veer, quien acaba de ser nombrado para el cargo de primer CEO de la compañía combinada, dijo que la nueva estructura no sólo va a manejar mejor las responsabilidades y las garantías contra problemas de auditoría, sino que además será menos compleja, más orientada hacia resultados y más competitiva. “Abandonar el sistema colegiado me permitirá acelerar la toma de decisiones y ver que la ejecución se realice en tiempo y forma,” dijo van der Veer.<>
Entre las prioridades está mejorar los deficientes procesos de toma de decisiones y poner a la compañía a la altura de sus pares en el negocio, como ExxonMobil y BP, que dejaron atrás a Shell en la carrera por aumentar la producción y reemplazar reservas petroleras.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades