Seguros: otro negocio que parece vivir una burbuja

Este año, las aseguradoras norteamericanas esperan utilidades nominales sin precedentes. En parte porque las predicciones sobre desastrosos huracanes no cristalizaron, esas ganancias pueden alcanzar US$ 60.000 millones.

24 octubre, 2006

Amén de pronósticos errados, lo cual redujo indemnizaciones por desastres, el aumento mismo de primas –originado justamente en el tremendismo climático- y el alto retorno de inversiones deparan un año brillante. No es casual que los mayores “alarmados” por huracanes luego frustrados fueran las propias compañías y sus voceros en los medios.

Pero las utilidades desbordan sobre otros sectores. Por ejemplo, seguro automotor -la gente ya no cambia de coche tan seguido y eso encarece la cubertura para el que tiene-, seguros laborales y seguros contra todo riesgo.

Por supuesto, 2005 fue terrible para una actividad que trata de pagar lo menos posible. Las aseguradoras oblaron US$ 61.000 millones en daños por el Katrina y otros ciclones, No obstante, las ganancias sumaron ese año US$ 43.000 millones, por excepcionales rendimientos de inversiones, menos indemnizaciones por viviendas y utilidades en otros segmentos.

Naturalmente, la temporada 2006 de huracanes durará hasta fin de noviembre. Pero nadie espera tifones ni tormentas muy costosas. Según una entidad dedicada a informar sobre seguros, no habrá cataclismos por ahora.

El récord esperado en 2006 reanuda una larga serie de buenos años, que datan de hace tiempo. Descontando Katrina, la única salvedad fueron los ataques terroristas del 11 de septiembre, que provocaron “pérdidas” por US$ 7.000 millones en 2001. Como ve, una cifra muy baja para los alcances de esa tragedia en vidas humanas.

Pero las empresas de superficie suelen contar, a veces. con reaseguradoras turbias, entre las cuales recolocan polizas para compartir riesgos. También esta franja espera en 2006 utilidades excepcionales. Igual les ocurrirá a fondos de cubertura, que empezaron a financiar aseguradoras en forma directa, tras notar que las primas subían en el golfo de Méjico.

Amén de pronósticos errados, lo cual redujo indemnizaciones por desastres, el aumento mismo de primas –originado justamente en el tremendismo climático- y el alto retorno de inversiones deparan un año brillante. No es casual que los mayores “alarmados” por huracanes luego frustrados fueran las propias compañías y sus voceros en los medios.

Pero las utilidades desbordan sobre otros sectores. Por ejemplo, seguro automotor -la gente ya no cambia de coche tan seguido y eso encarece la cubertura para el que tiene-, seguros laborales y seguros contra todo riesgo.

Por supuesto, 2005 fue terrible para una actividad que trata de pagar lo menos posible. Las aseguradoras oblaron US$ 61.000 millones en daños por el Katrina y otros ciclones, No obstante, las ganancias sumaron ese año US$ 43.000 millones, por excepcionales rendimientos de inversiones, menos indemnizaciones por viviendas y utilidades en otros segmentos.

Naturalmente, la temporada 2006 de huracanes durará hasta fin de noviembre. Pero nadie espera tifones ni tormentas muy costosas. Según una entidad dedicada a informar sobre seguros, no habrá cataclismos por ahora.

El récord esperado en 2006 reanuda una larga serie de buenos años, que datan de hace tiempo. Descontando Katrina, la única salvedad fueron los ataques terroristas del 11 de septiembre, que provocaron “pérdidas” por US$ 7.000 millones en 2001. Como ve, una cifra muy baja para los alcances de esa tragedia en vidas humanas.

Pero las empresas de superficie suelen contar, a veces. con reaseguradoras turbias, entre las cuales recolocan polizas para compartir riesgos. También esta franja espera en 2006 utilidades excepcionales. Igual les ocurrirá a fondos de cubertura, que empezaron a financiar aseguradoras en forma directa, tras notar que las primas subían en el golfo de Méjico.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades