¿Se vende Marks & Spencer?

A fines de mayo subieron las acciones de M&S cuando se supo que la compañía – la misma que otrora fuera muy admirada por los ingleses -- podría ser comprada en US$ 14.700 millones por Philip Green, el multimillonario dueño de grandes rivales.

Las acciones subieron en cuanto Green confirmara que estaba “considerando una posible oferta”. Aunque no dio indicación alguna sobre precio posible, las acciones de M&S que el último jueves de mayo cotizaban a 345 peniques saltaron el viernes a 353p. Algunos analistas estiman que el precio ofertado se ubicará entre £8.000 millones y £10.000 millones.
Green, interesado en la compra desde hace cuatro años, proyecta contactar al directorio para tratar de asegurarse una recomendación para su oferta. Le asesoran Merrill Lynch y Goldman Sachs para lo que sería una de las más grandes tomas europeas del año.
La operación requeriría un paquete de financiamiento de £10.000 millones, que serían aportados por un consorcio de cinco bancos. Green, por su parte, desembolsaría £600 millones de su fortuna personal, estimada en £3.000 millones.
Cualquiera sea el resultado de la iniciativa de Green, sin duda va a significar un punto de inflexión para M&S, actualmente luchando a brazo partido en un sector ultra competitivo y con un presidente nombrado de urgencia luego de la renuncia de Luc Vandevelde.
M&S fue en el pasado una de las casas minoristas más grandes y rentables de Gran Bretaña que durante generaciones vendió a las familias de clase media todo tipo de prendas de primera necesidad; en especial,ropa interior, blusas, faldas, pantalones y abrigos. Luego debió afrontar la competencia de supermercados que, como Tesco, irrumpieron en lo que era su territorio tradicional.

Las acciones subieron en cuanto Green confirmara que estaba “considerando una posible oferta”. Aunque no dio indicación alguna sobre precio posible, las acciones de M&S que el último jueves de mayo cotizaban a 345 peniques saltaron el viernes a 353p. Algunos analistas estiman que el precio ofertado se ubicará entre £8.000 millones y £10.000 millones.
Green, interesado en la compra desde hace cuatro años, proyecta contactar al directorio para tratar de asegurarse una recomendación para su oferta. Le asesoran Merrill Lynch y Goldman Sachs para lo que sería una de las más grandes tomas europeas del año.
La operación requeriría un paquete de financiamiento de £10.000 millones, que serían aportados por un consorcio de cinco bancos. Green, por su parte, desembolsaría £600 millones de su fortuna personal, estimada en £3.000 millones.
Cualquiera sea el resultado de la iniciativa de Green, sin duda va a significar un punto de inflexión para M&S, actualmente luchando a brazo partido en un sector ultra competitivo y con un presidente nombrado de urgencia luego de la renuncia de Luc Vandevelde.
M&S fue en el pasado una de las casas minoristas más grandes y rentables de Gran Bretaña que durante generaciones vendió a las familias de clase media todo tipo de prendas de primera necesidad; en especial,ropa interior, blusas, faldas, pantalones y abrigos. Luego debió afrontar la competencia de supermercados que, como Tesco, irrumpieron en lo que era su territorio tradicional.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades