SAP: la toma de PeopleSoft por Oracle mejoraría la competencia

“La competencia en el negocio de software mejoraría si Oracle lograse absorber a PeopleSoft-JD Edwards”. Así sostuvo un ejecutivo de la alemana SAP, el miércoles, ante un tribunal norteamericano, contra la opinión de los reguladores.

Esta declaración y las señales de que Microsoft trata de aumentar presencia en el segmento liderado por SAP (software institucional), podrían influir en sentido favorable a la tenaz obsesión de Lawrence Ellison: captar PS-JDE para que Oracle le dispute la primacía sectorial a… SAP misma.

Varios funcionarios de SAP y Microsoft fueron convocados como testigos en el curso del proceso público iniciado por el departamento federal de Justicia para bloquear el ataque de Oracle (tercera en su sector) contra PS-JDE (segunda, tras los alemanes). Las sesiones de esta semana se consideran decisivas.

Días antes, Ellison había cambiado de estrategia. Ahora sostiene que necesita tomar PeopleSoft para frenar a Microsoft. El mandamás de Oracle teme que la firma de William Gates –hegemónica en su propio campo- busque dominar un segmento casi exclusivo de SAP (que ya había conversado con Microsoft acerca de una fusión, en 2003), PS-JDE y Oracle.

Richard Knowles, vicepresidente operativo de la filial norteamericana de SAP, sostuvo –por cierto- que “una Oracle más grandes, gracias a la absorción de PeopleSoft, generaría un mercado con mayor competencia”. Algunos analistas definen esa opinión como “atípica” en alguien de la empresa.

En efecto, si toma PS-JDE, Oracle pasaría a controlar 38% del mercado internacional, contra 34% de la presente líder, SAP. “Ni siquiera las preocupaciones de la firma respecto de Microsoft, que llevaron a los contactos del año pasado, explican la actitud de Knowles”, sostienen dos consultores europeos.

Todo esto se complica más, teniendo en cuenta que Justicia y Gates coincidieron no hace mucho en que “la compañía estadounidense se interesa sólo en vender software a firmas pequeñas y medianas, no a las grandes que atiende SAP”. La frase figura en un e-mail de William McDermott, justamente jefe de Knowles. Pero, meses antes, un informe interno de SAP revelaba que Microsoft “tiende a ganar terreno a nuestras expensas y es preciso contenerla”. En síntesis, parece haber dos grupos antagónicos dentro de SAP.

Esta declaración y las señales de que Microsoft trata de aumentar presencia en el segmento liderado por SAP (software institucional), podrían influir en sentido favorable a la tenaz obsesión de Lawrence Ellison: captar PS-JDE para que Oracle le dispute la primacía sectorial a… SAP misma.

Varios funcionarios de SAP y Microsoft fueron convocados como testigos en el curso del proceso público iniciado por el departamento federal de Justicia para bloquear el ataque de Oracle (tercera en su sector) contra PS-JDE (segunda, tras los alemanes). Las sesiones de esta semana se consideran decisivas.

Días antes, Ellison había cambiado de estrategia. Ahora sostiene que necesita tomar PeopleSoft para frenar a Microsoft. El mandamás de Oracle teme que la firma de William Gates –hegemónica en su propio campo- busque dominar un segmento casi exclusivo de SAP (que ya había conversado con Microsoft acerca de una fusión, en 2003), PS-JDE y Oracle.

Richard Knowles, vicepresidente operativo de la filial norteamericana de SAP, sostuvo –por cierto- que “una Oracle más grandes, gracias a la absorción de PeopleSoft, generaría un mercado con mayor competencia”. Algunos analistas definen esa opinión como “atípica” en alguien de la empresa.

En efecto, si toma PS-JDE, Oracle pasaría a controlar 38% del mercado internacional, contra 34% de la presente líder, SAP. “Ni siquiera las preocupaciones de la firma respecto de Microsoft, que llevaron a los contactos del año pasado, explican la actitud de Knowles”, sostienen dos consultores europeos.

Todo esto se complica más, teniendo en cuenta que Justicia y Gates coincidieron no hace mucho en que “la compañía estadounidense se interesa sólo en vender software a firmas pequeñas y medianas, no a las grandes que atiende SAP”. La frase figura en un e-mail de William McDermott, justamente jefe de Knowles. Pero, meses antes, un informe interno de SAP revelaba que Microsoft “tiende a ganar terreno a nuestras expensas y es preciso contenerla”. En síntesis, parece haber dos grupos antagónicos dentro de SAP.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades