Rusia: oficialmente, el mayor productor mundial de aluminio

Las dos principales compañías del rubro han completado la fusión. Ello genera el mayor bloque global y le da a Vladyímir Putin notable influencia sobre el negocio del aluminio. Lo que le faltaba a Estados Unidos.

El propio presidente de la Federación Rusa había aprobado el esquema para que Russian Aluminum (Rusal, la más grande) absorbises su rival más chica, Sual Group. Según los términos del acuerdo, los activos de Glencore International, operador intermediario registrado en Suiza, quedarán incluidos a cambio de una participación en la nueva empresa.

Al tomar Sual (vale alrededor de US$ 3.300 millones) por canje de acciones, el dueño de Rusal, Ólyeg Dyeripaska, ha creado una conglomerado capaz de producir más que la líder norteamericana Alcoa, hasta ahora la primera del mundo. Sólo que, a diferencia de ésta, contiene participación gubernamental.

El juego geopolítico de Putin es claro. Tras consolidar el control estatal sobre hidrocarburos, metales y energía, está en condiciones de aspirar a un papel hegemónico en varios sectores de la economía global. “La meta a largo plazo ha sido establecer paladines nacionales y proyectar su poder al exterior vía esas compañías”. Así afirma Timothy Brenton, analista político en Renaissance Capital, Moscú. Justamente lo contrario de lo que Condoleezza Rice le recomendaba hace poco a la Argentina.

Tiempo atrás, Rusal, Sual y Glencore ya habían firmado un convenio preliminar. A través del holding Basic Element, Dyeripaska tomaría los activos de alúmina que controla Glencore, emitiendo acciones, y controlaría 64,5% de la nueva sociedad, con 14% para Glencore y 21,5% para Sual.

Sólo en 2006, el alza en materias primas había causado más de US$ 100.000 millones en fusiones y adquisiciones alrededor del mundo. En igual año, el aluminio ganó casi 10,5%. Si no subió tanto como el cobre es porque su máximo demandante, China, elevó producción propia y redujo importaciones. El nuevo conglomerado ruso representará 11% de la producción mundial, excluyendo material reciclados.

El propio presidente de la Federación Rusa había aprobado el esquema para que Russian Aluminum (Rusal, la más grande) absorbises su rival más chica, Sual Group. Según los términos del acuerdo, los activos de Glencore International, operador intermediario registrado en Suiza, quedarán incluidos a cambio de una participación en la nueva empresa.

Al tomar Sual (vale alrededor de US$ 3.300 millones) por canje de acciones, el dueño de Rusal, Ólyeg Dyeripaska, ha creado una conglomerado capaz de producir más que la líder norteamericana Alcoa, hasta ahora la primera del mundo. Sólo que, a diferencia de ésta, contiene participación gubernamental.

El juego geopolítico de Putin es claro. Tras consolidar el control estatal sobre hidrocarburos, metales y energía, está en condiciones de aspirar a un papel hegemónico en varios sectores de la economía global. “La meta a largo plazo ha sido establecer paladines nacionales y proyectar su poder al exterior vía esas compañías”. Así afirma Timothy Brenton, analista político en Renaissance Capital, Moscú. Justamente lo contrario de lo que Condoleezza Rice le recomendaba hace poco a la Argentina.

Tiempo atrás, Rusal, Sual y Glencore ya habían firmado un convenio preliminar. A través del holding Basic Element, Dyeripaska tomaría los activos de alúmina que controla Glencore, emitiendo acciones, y controlaría 64,5% de la nueva sociedad, con 14% para Glencore y 21,5% para Sual.

Sólo en 2006, el alza en materias primas había causado más de US$ 100.000 millones en fusiones y adquisiciones alrededor del mundo. En igual año, el aluminio ganó casi 10,5%. Si no subió tanto como el cobre es porque su máximo demandante, China, elevó producción propia y redujo importaciones. El nuevo conglomerado ruso representará 11% de la producción mundial, excluyendo material reciclados.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades