PWC audita empresas propias

La SEC acusó a socios de PricewaterhouseCoopers de tener inversiones en empresas que luego auditan.

La mayoría de los socios de PricewaterhouseCoopers violaron disposiciones legales que les impiden tener inversiones en las firmas que luego auditan, afirmó la autoridad regulatoria de esta actividad en Estados Unidos, la Securities and Exchange Commision (SEC). La empresa anunció que cinco socios fueron despedidos como consecuencia de la investigación.

El informe, realizado por una contratada de al SEC, demostró que PWC tenía un sistema en el que las violaciones eran rutinarias. La SEC dijo que 31 de los 43 socios habían cometido al menos una violación, al igual que 6 de los 11 auditores internos que deberían velar porque los empleados senior no tengan inversiones en las empresas a las que se les certifican los reportes financieros en calidad de auditores independientes.

“Este informe es un recordatorio de que los profesionales contables necesitan renovar su compromiso con el principio fundamental de independencia del auditor”, indicó Lynn E. Turner, el jefe de contadores de la SEC, y antiguamente socio de Coopers & Lybrand, una de las firmas que se fusionó en 1998 con PriceWaterhouse.

En el reporte se señala que no más de la mitad de las violaciones se deben a las inversiones que tenían los miembros de PriceWaterhouse y de Coopers antes de su fusión en empresas clientes de su futura socia.

El reporte fue preparado por Jess Fardella, de la firma Lankler, Siffert & Wohl, a pedido de la SEC.

La mayoría de los socios de PricewaterhouseCoopers violaron disposiciones legales que les impiden tener inversiones en las firmas que luego auditan, afirmó la autoridad regulatoria de esta actividad en Estados Unidos, la Securities and Exchange Commision (SEC). La empresa anunció que cinco socios fueron despedidos como consecuencia de la investigación.

El informe, realizado por una contratada de al SEC, demostró que PWC tenía un sistema en el que las violaciones eran rutinarias. La SEC dijo que 31 de los 43 socios habían cometido al menos una violación, al igual que 6 de los 11 auditores internos que deberían velar porque los empleados senior no tengan inversiones en las empresas a las que se les certifican los reportes financieros en calidad de auditores independientes.

“Este informe es un recordatorio de que los profesionales contables necesitan renovar su compromiso con el principio fundamental de independencia del auditor”, indicó Lynn E. Turner, el jefe de contadores de la SEC, y antiguamente socio de Coopers & Lybrand, una de las firmas que se fusionó en 1998 con PriceWaterhouse.

En el reporte se señala que no más de la mitad de las violaciones se deben a las inversiones que tenían los miembros de PriceWaterhouse y de Coopers antes de su fusión en empresas clientes de su futura socia.

El reporte fue preparado por Jess Fardella, de la firma Lankler, Siffert & Wohl, a pedido de la SEC.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades