Protestan los trabajadores de Opel

7.000 operarios de la compañía controlada por General Motors, se manifestaron en contra de la anunciada reducción de personal. Opel podría despedir a unos 1.700 empleados.

26 enero, 2001

(EFE).- Alrededor de 7.000 trabajadores del fabricante alemán de vehículos Opel se manifestaron hoy (viernes 26), en dos de las plantas de la compañía en Alemania en protesta por la prevista reducción de la plantilla, con la que la firma quiere mitigar la crisis que atraviesa actualmente.

En la sede de Opel en Rüsselheim (oeste del país) la producción quedó totalmente interrumpida y unos 5.000 trabajadores se sumaron a la protesta, según el comité de empresa, mientras que en la fábrica de Kaiserlautern (suroeste de Alemania) fueron 2.000 empleados los que secundaron el paro.

Opel, que se encuentra en números rojos por segundo año consecutivo, perdió 503 millones de euros en el 2000 y su cuota de mercado en Alemania cayó de 13,8% a 12,2%.

Para superar esta situación, la firma, filial del grupo automovilístico estadounidense General Motors (GM), ha anunciado la supresión de 1.700 puestos de trabajo en Alemania y la puesta en marcha de un plan de austeridad para reducir 3% los costos de sus compras.

Coincidiendo con la presentación de los resultados del 2000, el presidente de Opel, Robert Hendry, anunció que dejará la empresa el próximo marzo y, según todos los pronósticos, su puesto será ocupado por el alemán Carl-Peter Foster, ex ejecutivo de BMW.

(EFE).- Alrededor de 7.000 trabajadores del fabricante alemán de vehículos Opel se manifestaron hoy (viernes 26), en dos de las plantas de la compañía en Alemania en protesta por la prevista reducción de la plantilla, con la que la firma quiere mitigar la crisis que atraviesa actualmente.

En la sede de Opel en Rüsselheim (oeste del país) la producción quedó totalmente interrumpida y unos 5.000 trabajadores se sumaron a la protesta, según el comité de empresa, mientras que en la fábrica de Kaiserlautern (suroeste de Alemania) fueron 2.000 empleados los que secundaron el paro.

Opel, que se encuentra en números rojos por segundo año consecutivo, perdió 503 millones de euros en el 2000 y su cuota de mercado en Alemania cayó de 13,8% a 12,2%.

Para superar esta situación, la firma, filial del grupo automovilístico estadounidense General Motors (GM), ha anunciado la supresión de 1.700 puestos de trabajo en Alemania y la puesta en marcha de un plan de austeridad para reducir 3% los costos de sus compras.

Coincidiendo con la presentación de los resultados del 2000, el presidente de Opel, Robert Hendry, anunció que dejará la empresa el próximo marzo y, según todos los pronósticos, su puesto será ocupado por el alemán Carl-Peter Foster, ex ejecutivo de BMW.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado