Princess Cruises se retira de Costa Rica

La empresa de cruceros anunció que su decisión responde a las altas tarifas y problemas portuarios. Esta semana se llegó a una acuerdo para la privatización del puerto de Caldera, lo que despertó varias protestas.

(EFE).- La compañía Princess Cruises, que hace menos de un año anunció que empezaría y terminaría en Costa Rica sus recorridos, informó de que no repetirá en la próxima temporada este destino por las altas tarifas y las graves deficiencias portuarias.

El representante de esa compañía de cruceros en Costa Rica, Oscar Castillo, aseguró al diario La Nación, que ayer (domingo 21) publica sus declaraciones, que los pasajeros son recibidos en el puerto de Caldera, en el Pacífico, en una bodega, que se da prioridad al atraque de barcos cargueros y que el país no tiene capacidad para traer 2.000 personas por avión en un sólo día.

Castillo añadió que en el puerto de Limón, el más importante del país, en el Caribe, hace poco un crucero tuvo que desviarse a última hora a Jamaica porque los trabajadores de la terminal portuaria estaban en huelga y no recibieron las señales para atracar.

Guiselle Brenes, jefa de operaciones de Smith Internacional, agencia que coordina la llegada de gran parte de cruceros que atracan en Costa Rica, señaló que además de no haberse resuelto los problemas portuarios, en Limón se solicitó subir las tarifas de atraque en US$ 1.300 por barco y un dólar por cada pasajero.

Por el contrario, el vecino Panamá construyó dos terminales para cruceros y ofrece tarifas reducidas e incentivos a las navieras por cada pasajero que visite el país, añade La Nación.

Guillermo Ruiz, presidente Ejecutivo del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop), afirmó que cada año llega mayor número de barcos, pero advirtió que “no podemos amarrar a ningún cliente”.

En la temporada 1998-99, el Incop recibió 184 cruceros, en la de 1999-2000 154 y en la del 2000-01 se calcula que llegarán unos 145. El puerto de Limón, por su parte, recibió 90 barcos, 65 y 80, en cada una de esas tres temporadas.

El puerto de Caldera está colapsado, y el de Limón, el principal de Costa Rica, no puede con la demanda que tiene, según el rotativo.

El Incop anunció esta semana un acuerdo con el sindicato del puerto de Caldera para pasar a manos privadas la administración de este puerto, tras el pago de cerca de US$ 20 millones en indemnizaciones a los trabajadores, algunos de los cuales recibieron hasta US$ 50.000.

Este acuerdo, aplaudido por el Gobierno, despertó fuertes reacciones en otros sectores, incluidos los sindicales, por considerar que pagaron a los trabajadores para privatizar el servicio de puertos del Pacífico.

El diputado libertario Oto Guevara criticó que se tenga que pedir permiso a los sindicatos para privatizar este servicio, que pertenece al país.

(EFE).- La compañía Princess Cruises, que hace menos de un año anunció que empezaría y terminaría en Costa Rica sus recorridos, informó de que no repetirá en la próxima temporada este destino por las altas tarifas y las graves deficiencias portuarias.

El representante de esa compañía de cruceros en Costa Rica, Oscar Castillo, aseguró al diario La Nación, que ayer (domingo 21) publica sus declaraciones, que los pasajeros son recibidos en el puerto de Caldera, en el Pacífico, en una bodega, que se da prioridad al atraque de barcos cargueros y que el país no tiene capacidad para traer 2.000 personas por avión en un sólo día.

Castillo añadió que en el puerto de Limón, el más importante del país, en el Caribe, hace poco un crucero tuvo que desviarse a última hora a Jamaica porque los trabajadores de la terminal portuaria estaban en huelga y no recibieron las señales para atracar.

Guiselle Brenes, jefa de operaciones de Smith Internacional, agencia que coordina la llegada de gran parte de cruceros que atracan en Costa Rica, señaló que además de no haberse resuelto los problemas portuarios, en Limón se solicitó subir las tarifas de atraque en US$ 1.300 por barco y un dólar por cada pasajero.

Por el contrario, el vecino Panamá construyó dos terminales para cruceros y ofrece tarifas reducidas e incentivos a las navieras por cada pasajero que visite el país, añade La Nación.

Guillermo Ruiz, presidente Ejecutivo del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop), afirmó que cada año llega mayor número de barcos, pero advirtió que “no podemos amarrar a ningún cliente”.

En la temporada 1998-99, el Incop recibió 184 cruceros, en la de 1999-2000 154 y en la del 2000-01 se calcula que llegarán unos 145. El puerto de Limón, por su parte, recibió 90 barcos, 65 y 80, en cada una de esas tres temporadas.

El puerto de Caldera está colapsado, y el de Limón, el principal de Costa Rica, no puede con la demanda que tiene, según el rotativo.

El Incop anunció esta semana un acuerdo con el sindicato del puerto de Caldera para pasar a manos privadas la administración de este puerto, tras el pago de cerca de US$ 20 millones en indemnizaciones a los trabajadores, algunos de los cuales recibieron hasta US$ 50.000.

Este acuerdo, aplaudido por el Gobierno, despertó fuertes reacciones en otros sectores, incluidos los sindicales, por considerar que pagaron a los trabajadores para privatizar el servicio de puertos del Pacífico.

El diputado libertario Oto Guevara criticó que se tenga que pedir permiso a los sindicatos para privatizar este servicio, que pertenece al país.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades