¿Precios bajos a costa de qué?

Se impone en Europa la "negociación hostil". O bajan los precios o no compramos.

28 octubre, 2018

En Europa se están difundiendo rápidamente las cadenas de supermercados con precios súper bajos. ¿Cómo logran vender a valores tan competitivos? Pues mediante lo que se ha dado en llamar “negociación hostil”. La marca alemana Aldi ha exigido a los proveedores colombianos de bananas que bajen los precios a la mayor brevedad posible o dejarán de comprarles. La táctica podría llevar a la difusión de bananas de menor calidad en toda Europa.

 

Dos cadenas alemanas encabezan la nueva tendencia de supermercados súper baratos: Aldi y Lidl, con ramificaciones en el continente europeo y Estados Unidos. Aspiran a dominar entre ambas 20% del mercado de venta de alimentos y su táctica es ofrecerlos a precios inferiores a los de Walmart y Food Lion.

 

Pero claro, esa estrategia tiene por víctimas a los productores. Si la guerra es para ver quién puede vender más barato y aún así obtener ganancia, el eslabón más débil serán los agricultores, cuyo sustento depende de la venta de su producción.

 

El año pasado Colombia exportó bananas por un valor de US$ 918 millones a más de 20 países (85% de ese total a Europa). La Asociación de Bananeros del Madalena y La Guajira (ASBAMA) publicó el 22 de octubre un comunicado de prensa donde dice que no es viable exportar banano con las condiciones que pretende la cadena alemana Aldi.

 

En muchos casos, los agricultores deben cumplir con estándares laborales, sociales y de sustentabilidad ambiental fijados por compradores como Aldi y grupos de certificación independientes, como Fair Trade. Eso es una garantía para los que venden, como Aldi, que pueden presentar sus bananas a sus consumidores europeos como un producto sustentable y cultivado en condiciones laborales aceptables. Pero lo que no saben esos compradores (o pretenden no saber) es el costo del cumplimiento con esos estándares para los agricultores. Ahora que Aldi exige que les vendan las bananas a menor precio, los agricultores amenazan con pasar esos recortes a sus costos de producción, lo que quiere decir que se podrían perder empleos y suspender los esfuerzos de sustentabilidad.

“Una reducción unilateral del precio iría contra una producción basada en la sustentabilidad,” dice ASBAMA en su comunicado. “Respetuosamewnte solicitamos a Aldi reconsiderar su decisi´ón, que afectaría la sustentabilidad de una importante línea de producción.”

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades