Parmalat: el agujero podría pasar de 13.500 a 17.700 millones

Mientras reorganizaba el abasto de leche, Enrico Bondi –interventor- reveló que faltan otros € 4.200 millones. Eso elevaría el agujero de € 13.500 a 17.700 millones. Y Centrale del Latte Torino (no Roma) quiere comprar parte de su rival.

Antes de hablar con los medios, Bondi había estado reunido con el ministro de Agricultura, Gianni Alemanno, y el subsecretario de gobierno, Gianni Letta. Les explicó el nuevo programa para normalizar pagos a proveedores y, por ende, la entrega de leche a las plantas.

También analizó la situación contable con Mediobanca y Lazard Frères, entidades que deben financiar el relanzamiento de la actividad industrial (quizás hasta la venta de los principales activos). Pero los banqueros recibieron una sorpresa: “Esperábamos encontrar activos y liquidez por € 4.200 millones. En cambio, no había nada en caja”, confesaron dos asistentes de Bondi.

Eso impide disponer de números definitivos sobre el estado financiero real del grupo en Italia. Por lo menos una calificadora y dos consultores internacionales temen que ese hueco se agregue a un faltante por alrededor de € 13.500 millones.

En lo atinente a Centrale del Latte Torino, ayer formalizó su interés por activos del grupo. Voceros de la firma piamontesa sostuvieron conversaciones con gente de Bondi y ejecutivos supérstites, pero “sólo respecto de la actividad láctea del grupo”.

No obstante, la iniciativa parece “congelada” desde la noche del lunes, tras caer más de 35% las acciones de CdLT en la bolsa milanesa. Además, el ministro Alemanno se resiste a dividir Parmalat. Pero el factor disuasorio clave es aquel faltante de € 4.200 millones en caja. Tambien hay problemas en TetraPak: un sumario interno busca aclarar el papel de la proveedora de envases en los fraudes de los Tanzi.

Antes de hablar con los medios, Bondi había estado reunido con el ministro de Agricultura, Gianni Alemanno, y el subsecretario de gobierno, Gianni Letta. Les explicó el nuevo programa para normalizar pagos a proveedores y, por ende, la entrega de leche a las plantas.

También analizó la situación contable con Mediobanca y Lazard Frères, entidades que deben financiar el relanzamiento de la actividad industrial (quizás hasta la venta de los principales activos). Pero los banqueros recibieron una sorpresa: “Esperábamos encontrar activos y liquidez por € 4.200 millones. En cambio, no había nada en caja”, confesaron dos asistentes de Bondi.

Eso impide disponer de números definitivos sobre el estado financiero real del grupo en Italia. Por lo menos una calificadora y dos consultores internacionales temen que ese hueco se agregue a un faltante por alrededor de € 13.500 millones.

En lo atinente a Centrale del Latte Torino, ayer formalizó su interés por activos del grupo. Voceros de la firma piamontesa sostuvieron conversaciones con gente de Bondi y ejecutivos supérstites, pero “sólo respecto de la actividad láctea del grupo”.

No obstante, la iniciativa parece “congelada” desde la noche del lunes, tras caer más de 35% las acciones de CdLT en la bolsa milanesa. Además, el ministro Alemanno se resiste a dividir Parmalat. Pero el factor disuasorio clave es aquel faltante de € 4.200 millones en caja. Tambien hay problemas en TetraPak: un sumario interno busca aclarar el papel de la proveedora de envases en los fraudes de los Tanzi.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades