Nestlé contempla la venta del negocio del agua

El negocio global de agua embotellada está en crisis, entre otras cosas, por la privatización de un bien común y la contaminación plástica. Eso se refleja en las ventas.

Nestlè proyecta vender su operación de agua embotellada para el mercado de Estados Unidos a un consorcio de grupos de capital privado.

Un único comprador nunca pareció probable. Primero intentó venderlo a sus rivales. Pero un acuerdo con Coca-Cola o PepsiCo, que ya tienen cada una una porción considerable del mercado norteamericano, habría atraído el escrutinio regulatorio. Un acuerdo con Danone no sería solución porque esa empresa tiene también sus propios problemas con el tema.

Nestlè calcula que sus ventas de agua van a mejorar una vez que la gente pueda volver a salir de sus casas. Pero los problemas profundos con la venta de agua embotellada no son fáciles de resolver.

Si se libera del negocio de agua embotellada en Estados Unidos las ventas globales se reducirán casi a la mitad pero crecerá el peso de las marcas premium en su cartera de productos. Marcas como Perrier, San Pellegrino y Aqua Panna siguen creciendo fuerte y dejan grandes márgenes de ganancia. Sin las marcas más baratas el negocio de agua de Nestlè podría aumentar sus márgenes brutos.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades