Microsoft compra LinkedIn ¿Qué busca?

La lectura de esta operación, la más grande de Microsoft de los últimos tiempos, se puede hacer en dos niveles, uno inofensivo y lógico y otro más calculador y ambicioso.

Primero los datos: Microsoft aceptó pagar US$ 26,200 millones, todo en efectivo, para alzarse con LinkedIn. Se trata de la compra más grande en la historia de la compañía y demuestra que Satya Nadella busca transformar a la que fue, en los primeros tiempos de la computación, la empresa de software más grande del mundo.

 

El objetivo. En el nivel más superficial, busca competir en términos más igualitarios con los dos monstruos del momento: Google y Apple. Desde que asumió en 2014 Nadella busca superar el paquete de productos Windows para pasar a ofrecer software en distintas plataformas y dispositivos. Pero hasta ahora no le ha ido nada bien en el mundo digital.

 

Otra interpretación, que se encuentra un poco más debajo de la superficie, sugiere que Nadella busca “contenido”, el rey del momento. Con esta compra puede ligar LinkedIn con Skype, con su sistema de correo y con otros productos para crear una especie de “tejido conectivo” para las empresas, según palabras de un experto de Silicon Valley.

 

LinkedIn es mucho más que una inocente red social: es una mina de oro para los cazatalentos y para los independientes que buscan trabajo. Es la compañía de contenido más influyente, más especializada, más leída y más actualizada entre las digitales de hoy.

 

Pero más que los 400 millones de usuarios que hacen de LinkedIn una de las marcas más grandes de los medios sociales lo que más le interesa el material que brinda para las empresas. Porque ¿qué es contenido en este contexto? Contenido es la información sobre los usuarios para negocios business to business.

Aproximadamente dos tercios de los US$ 2.900 millones de los ingresos que tuvo LinkedIn el año pasado provinieron de servicios vendidos a departamentos de recursos humanos para encontrar a los candidatos adecuados para vacantes laborales. Porque, según definición de los mismos directivos de LinkedIn, lo que ellos brindan a las empresas son “soluciones de talento”. Ese es el negocio interesante que promete.

 

Finalmente, la operación no hace más que volver a encender el fuego en la guera por la nube. Luego de fracasar durante le revoluciòn digital, Microsoft busca convertirse en un jugador importante en la nube.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades