Microsoft apela a la Corte de EE.UU.

La compañía intenta evitar el veredicto que la acusa de actitudes monopólicas en el mercado informático.

26 julio, 2000

Fuentes de Microsoft dijeron que la empresa pedirá hoy (miércoles 26) a la Corte Suprema de Estados Unidos que permita a un tribunal inferior prestar atención a la apelación de la compañía por el caso de monopolio en su contra.

La estrategia de Microsoft pretende evitar que el poder judicial de Estados Unidos decida la división de la empresa en varias partes que compitan entre sí por un mismo mercado.

La apelación de la compañía de Bill Gates sienta un precedente, ya que es la primera vez que la Corte Suprema estadounidense deberá decidir si acepta un recurso de apelación basado en la ley especial antimonopólica.

“Si este caso no califica, entonces la legislación es letra muerta”, señaló Don Falk, abogado de la firma Mayer, Brown & Platt, que representa a un grupo en el que se destacan varios competidores de Microsoft, como la firma Oracle.

El juez de distrito Thomas Penfield Jackson dictó la división de la empresa en varias partes menores, después de que alegar que Microsoft utilizaba estrategias ilegales contra sus competidores con el fin de mantener el monopolio del sistema operativo Windows.

Aunque la ley antimonopolio de Estados Unidos establece que las apelaciones deben ser consideradas directamente por la Corte Suprema, distintos especialistas creen que el caso Microsoft puede ser excepción debido a la importancia que la empresa tiene para la economía del país.

Fuentes de Microsoft dijeron que la empresa pedirá hoy (miércoles 26) a la Corte Suprema de Estados Unidos que permita a un tribunal inferior prestar atención a la apelación de la compañía por el caso de monopolio en su contra.

La estrategia de Microsoft pretende evitar que el poder judicial de Estados Unidos decida la división de la empresa en varias partes que compitan entre sí por un mismo mercado.

La apelación de la compañía de Bill Gates sienta un precedente, ya que es la primera vez que la Corte Suprema estadounidense deberá decidir si acepta un recurso de apelación basado en la ley especial antimonopólica.

“Si este caso no califica, entonces la legislación es letra muerta”, señaló Don Falk, abogado de la firma Mayer, Brown & Platt, que representa a un grupo en el que se destacan varios competidores de Microsoft, como la firma Oracle.

El juez de distrito Thomas Penfield Jackson dictó la división de la empresa en varias partes menores, después de que alegar que Microsoft utilizaba estrategias ilegales contra sus competidores con el fin de mantener el monopolio del sistema operativo Windows.

Aunque la ley antimonopolio de Estados Unidos establece que las apelaciones deben ser consideradas directamente por la Corte Suprema, distintos especialistas creen que el caso Microsoft puede ser excepción debido a la importancia que la empresa tiene para la economía del país.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades