Mercury unirá la Argentina y Chile

Se trata de una de las naves de pasajeros más grandes del mundo y pertenece a Celebrity Cruises, la marca de cruceros de lujo de Royal Caribbean. Un pasaje mínimo ronda los US$ 1.500.

27 diciembre, 2000

(EFE).- El Mercury, uno de los mayores cruceros de lujo del mundo y el más grande que ha entrado en el puerto de Buenos Aires, llegó ayer (martes 26) a la capital argentina, desde donde iniciará una travesía que culminará en el puerto chileno de Valparaíso.

La nave, de bandera panameña, integra la flota de siete barcos de Celebrity Cruises, la marca de cruceros de lujo de la línea estadounidense Royal Caribbean.

El Mercury, que llegó a Buenos Aires procedente de Fort Lauderdale (Florida, Estados Unidos), recorrerá en el verano austral la costas argentina, uruguaya y chilena tocando varios puertos en itinerarios de trece y quince días.

Partiendo de Buenos Aires, el crucero hará escalas en Montevideo (Uruguay), Puerto Madryn (Argentina), Puerto Argentino (Port Stanley, Islas Malvinas), Ushuaia (Argentina), y las ciudades chilenas de Punta Arenas, Puerto Montt y Valparaíso.

El Mercury tiene capacidad para 1.870 pasajeros, que en 80% son europeos y estadounidenses, en tanto que su tripulación, unas 900 personas, es en su mayoría de origen griego.

Viajar en este crucero tiene un precio mínimo aproximado de US$ 1.500, tarifa que incluye el pasaje aéreo para regresar a Buenos Aires desde Santiago de Chile, según datos de Organfur, empresa representante para la Argentina de Celebrity Cruises.

El lujoso barco, que cuenta con todo tipo de zonas comerciales y recreativas (entre ellas una auditorios para mil personas), tiene 264 metros de largo, 7,60 metros de calado y un peso de 77.713 toneladas.

Al arribar al puerto de Buenos Aires, el Mercury fue visitado por el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, y el secretario de Turismo de la Argentina, Héctor Lombardi.

Ibarra dijo a la prensa que “la llegada de un crucero de estas características es un orgullo y algo muy importante para la ciudad que se constituirá en un puerto regular para este tipo de cruceros”.

Lombardi prometió que para fines de 2001 se inaugurará una terminal portuaria para pasajeros, cuya licitación será convocada en breve y que demandará una inversión de US$ 100 millones, para evitar que los visitantes desembarquen en los muelles de carga y descarga, tal como sucede actualmente.

Royal Caribbean, que con el arribo del Mercury entra en el mercado argentino, presentará en enero otro barco de su flota, el Splendor of the seas, que cubrirá el trayecto Buenos Aires-Santos (Brasil), haciendo escalas en las principales playas del litoral brasileño.

(EFE).- El Mercury, uno de los mayores cruceros de lujo del mundo y el más grande que ha entrado en el puerto de Buenos Aires, llegó ayer (martes 26) a la capital argentina, desde donde iniciará una travesía que culminará en el puerto chileno de Valparaíso.

La nave, de bandera panameña, integra la flota de siete barcos de Celebrity Cruises, la marca de cruceros de lujo de la línea estadounidense Royal Caribbean.

El Mercury, que llegó a Buenos Aires procedente de Fort Lauderdale (Florida, Estados Unidos), recorrerá en el verano austral la costas argentina, uruguaya y chilena tocando varios puertos en itinerarios de trece y quince días.

Partiendo de Buenos Aires, el crucero hará escalas en Montevideo (Uruguay), Puerto Madryn (Argentina), Puerto Argentino (Port Stanley, Islas Malvinas), Ushuaia (Argentina), y las ciudades chilenas de Punta Arenas, Puerto Montt y Valparaíso.

El Mercury tiene capacidad para 1.870 pasajeros, que en 80% son europeos y estadounidenses, en tanto que su tripulación, unas 900 personas, es en su mayoría de origen griego.

Viajar en este crucero tiene un precio mínimo aproximado de US$ 1.500, tarifa que incluye el pasaje aéreo para regresar a Buenos Aires desde Santiago de Chile, según datos de Organfur, empresa representante para la Argentina de Celebrity Cruises.

El lujoso barco, que cuenta con todo tipo de zonas comerciales y recreativas (entre ellas una auditorios para mil personas), tiene 264 metros de largo, 7,60 metros de calado y un peso de 77.713 toneladas.

Al arribar al puerto de Buenos Aires, el Mercury fue visitado por el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, y el secretario de Turismo de la Argentina, Héctor Lombardi.

Ibarra dijo a la prensa que “la llegada de un crucero de estas características es un orgullo y algo muy importante para la ciudad que se constituirá en un puerto regular para este tipo de cruceros”.

Lombardi prometió que para fines de 2001 se inaugurará una terminal portuaria para pasajeros, cuya licitación será convocada en breve y que demandará una inversión de US$ 100 millones, para evitar que los visitantes desembarquen en los muelles de carga y descarga, tal como sucede actualmente.

Royal Caribbean, que con el arribo del Mercury entra en el mercado argentino, presentará en enero otro barco de su flota, el Splendor of the seas, que cubrirá el trayecto Buenos Aires-Santos (Brasil), haciendo escalas en las principales playas del litoral brasileño.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades