Mercedes celebra acosada por problemas

La compañía alemana sufre la caída de las acciones del grupo a la vez que festeja el centenario de la marca.

12 diciembre, 2000

(EFE).- El consorcio automovilístico DaimlerChrysler celebró hoy (martes 12) el centenario de su marca Mercedes en medio de serias dificultades de su filial estadounidense Chrysler y de la caída de las acciones del grupo, que desde 1998 han perdido casi la mitad de su valor.

Jürgen Hubbert, responsable de Mercedes y del minicoche Smart, afirmó que la actual debilidad de la marca Chrysler en Estados Unidos “no altera la competitividad del grupo”.

“Junto a nuestros socios, Chrysler, Mitsubishi y Hyundai, DaimlerChrysler está mejor posicionado a medio plazo en el mercado que otras firmas de la competencia”, añadió.

Además, señaló que la “pasión por cumplir los deseos de los clientes ha hecho de la firma el líder mundial en camiones pesados”.

Cien años después de su nacimiento, la marca de la estrella se ha convertido también en un sinónimo de lujo en el mundo entero y en el orgullo del mundo del motor alemán.

La caída de los títulos del consorcio germano-estadounidense en las últimas semanas ha hecho cundir el pánico en Alemania, donde se ha temido que su legendaria marca de automóviles acabara siendo adquirida por un competidor extranjero a precio de saldo.

Chrysler, fusionada con Daimler en mayo de 1998, tuvo que cerrar durante este año cinco de sus plantas en Estados Unidos debido a los malos resultados de ventas y a las pérdidas acumuladas de alrededor de US$ 520 millones en el tercer trimestre.

A las dificultades financieras de DaimlerChrysler se sumaron las demandas por engaño y depreciación de las acciones por parte de su tercer accionista, el estadounidense Kerk Kerkorian, mientras otros inversores alemanes también presentaban una demanda por el bajo precio fijado para los títulos de Daimler antes de la fusión.

Según DaimlerChrysler, las dificultades del socio americano afectarán a los resultados del conjunto del consorcio en el presente trimestre, aunque no se ha determinado en qué medida perjudicarán a la marca Mercedes.

Sin aportar cifras, Hubbert destacó hoy que Mercedes registrará este año “un volumen de ventas récord”.

Esta marca, durante los primeros 10 meses del 2000, aumentó 5% sus ventas de turismos, hasta los 864.000 vehículos y, sólo en octubre, distribuyó 96.500 unidades, el mejor resultado alcanzado jamás por la firma en ese mes.

Hoy en día, Mercedes tiene un total de 6,4 millones de clientes que poseen 9,5 millones de automóviles.

Emil Jellinek, inventor del nombre de la marca, nunca habría imaginado hace un siglo estos resultados y mucho menos el prestigio y la aureola de distinción que acompañaría a los automóviles Mercedes.

Jellinek, cónsul austriaco en Niza y fanático del mundo del motor y de las carreras de automóviles, fundó en 1900 una sociedad para distribuir vehículos de la marca alemana Daimler.

En abril de ese año, el diplomático encargó al ingeniero Wilhelm Maybach la construcción de un modelo especialmente rápido y ligero que debería llamarse Mercedes, como su hija de 10 años.

Dos años después, la marca Mercedes era protegida legalmente y en 1909, Gottlieb Daimler, uno de los inventores del automóvil, desarrolló el famoso logotipo de la estrella.

En 1926 llegaría la fusión entre Daimler y Benz, firma fundada por el otro inventor del automóvil, Karl Benz, con lo que la marca pasó a llamarse Mercedes-Benz, aunque sigue siendo mundialmente conocida sólo por el nombre de pila de la hija de Jellinek.

Actualmente, la marca cuenta con 13 series de vehículos y un total de 122 variantes de modelos que abarcan todos los segmentos y no sólo los de la clase superior.

Sin embargo, Mercedes volverá a centrarse próximamente en sus clientes más selectos, ya que para finales de 2002 lanzará la limusina Maybach, que se fabricará con un procedimiento casi artesanal y será el automóvil más lujoso de la historia de la firma alemana.

(EFE).- El consorcio automovilístico DaimlerChrysler celebró hoy (martes 12) el centenario de su marca Mercedes en medio de serias dificultades de su filial estadounidense Chrysler y de la caída de las acciones del grupo, que desde 1998 han perdido casi la mitad de su valor.

Jürgen Hubbert, responsable de Mercedes y del minicoche Smart, afirmó que la actual debilidad de la marca Chrysler en Estados Unidos “no altera la competitividad del grupo”.

“Junto a nuestros socios, Chrysler, Mitsubishi y Hyundai, DaimlerChrysler está mejor posicionado a medio plazo en el mercado que otras firmas de la competencia”, añadió.

Además, señaló que la “pasión por cumplir los deseos de los clientes ha hecho de la firma el líder mundial en camiones pesados”.

Cien años después de su nacimiento, la marca de la estrella se ha convertido también en un sinónimo de lujo en el mundo entero y en el orgullo del mundo del motor alemán.

La caída de los títulos del consorcio germano-estadounidense en las últimas semanas ha hecho cundir el pánico en Alemania, donde se ha temido que su legendaria marca de automóviles acabara siendo adquirida por un competidor extranjero a precio de saldo.

Chrysler, fusionada con Daimler en mayo de 1998, tuvo que cerrar durante este año cinco de sus plantas en Estados Unidos debido a los malos resultados de ventas y a las pérdidas acumuladas de alrededor de US$ 520 millones en el tercer trimestre.

A las dificultades financieras de DaimlerChrysler se sumaron las demandas por engaño y depreciación de las acciones por parte de su tercer accionista, el estadounidense Kerk Kerkorian, mientras otros inversores alemanes también presentaban una demanda por el bajo precio fijado para los títulos de Daimler antes de la fusión.

Según DaimlerChrysler, las dificultades del socio americano afectarán a los resultados del conjunto del consorcio en el presente trimestre, aunque no se ha determinado en qué medida perjudicarán a la marca Mercedes.

Sin aportar cifras, Hubbert destacó hoy que Mercedes registrará este año “un volumen de ventas récord”.

Esta marca, durante los primeros 10 meses del 2000, aumentó 5% sus ventas de turismos, hasta los 864.000 vehículos y, sólo en octubre, distribuyó 96.500 unidades, el mejor resultado alcanzado jamás por la firma en ese mes.

Hoy en día, Mercedes tiene un total de 6,4 millones de clientes que poseen 9,5 millones de automóviles.

Emil Jellinek, inventor del nombre de la marca, nunca habría imaginado hace un siglo estos resultados y mucho menos el prestigio y la aureola de distinción que acompañaría a los automóviles Mercedes.

Jellinek, cónsul austriaco en Niza y fanático del mundo del motor y de las carreras de automóviles, fundó en 1900 una sociedad para distribuir vehículos de la marca alemana Daimler.

En abril de ese año, el diplomático encargó al ingeniero Wilhelm Maybach la construcción de un modelo especialmente rápido y ligero que debería llamarse Mercedes, como su hija de 10 años.

Dos años después, la marca Mercedes era protegida legalmente y en 1909, Gottlieb Daimler, uno de los inventores del automóvil, desarrolló el famoso logotipo de la estrella.

En 1926 llegaría la fusión entre Daimler y Benz, firma fundada por el otro inventor del automóvil, Karl Benz, con lo que la marca pasó a llamarse Mercedes-Benz, aunque sigue siendo mundialmente conocida sólo por el nombre de pila de la hija de Jellinek.

Actualmente, la marca cuenta con 13 series de vehículos y un total de 122 variantes de modelos que abarcan todos los segmentos y no sólo los de la clase superior.

Sin embargo, Mercedes volverá a centrarse próximamente en sus clientes más selectos, ya que para finales de 2002 lanzará la limusina Maybach, que se fabricará con un procedimiento casi artesanal y será el automóvil más lujoso de la historia de la firma alemana.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades