Menem se distanció aún más de la derrota peronista

"Si yo hubiera sido candidato, ganábamos fácil", dijo el Presidente durante una conferencia de prensa. Responsabilizó a la fórmula Duhalde-Ortega: "Llevaron la derrota a provincias donde hay gobernadores peronistas exitosos", sostuvo.

26 octubre, 1999

Si bien adelantó que no quería “hablar de responsabilidades”, luego, durante el transcurso de la conferencia de prensa ofrecida en la residencia de Olivos, el presidente Carlos Menem volvió a tomar distancia de la derrota electoral que el Partido Justicialista (PJ) experimentó el domingo último e incluso cargó el peso del fracaso sobre las espaldas de la fórmula integrada por Eduardo Duhalde y Ramón “Palito” Ortega. “Si yo hubiera sido candidato, ganábamos fácilmente”, descargó primero Menem. Y aunque el gobernador bonaerense había dicho el domingo que no se sentía el “padre de la derrota”, el jefe de Estado apuntó que el binomio Duhalde-Ortega arrastró al PJ “a la derrota” en algunas provincias “donde hay gobernadores exitosos”. El Presidente también dio señales a la Alianza acerca de su buena predisposición para tomar contacto con el mandatario electo, Fernando de la Rúa, y su equipo, a fin de transitar un traspaso del poder en forma tranquila y ordenada: “Nuestros equipos se van a reunir con los de ellos para que tomen contacto con la realidad. Y si la Alianza quiere, puede invadir la Casa de Gobierno y revolver papeles. No hay ningún problema”. Respecto de los afiches “Menem 2003”, dijo que no fueron autorizados por él mismo y que todavía no es tiempo de preparar “el regreso”.
(Clarín, Crónica 1ª)

Si bien adelantó que no quería “hablar de responsabilidades”, luego, durante el transcurso de la conferencia de prensa ofrecida en la residencia de Olivos, el presidente Carlos Menem volvió a tomar distancia de la derrota electoral que el Partido Justicialista (PJ) experimentó el domingo último e incluso cargó el peso del fracaso sobre las espaldas de la fórmula integrada por Eduardo Duhalde y Ramón “Palito” Ortega. “Si yo hubiera sido candidato, ganábamos fácilmente”, descargó primero Menem. Y aunque el gobernador bonaerense había dicho el domingo que no se sentía el “padre de la derrota”, el jefe de Estado apuntó que el binomio Duhalde-Ortega arrastró al PJ “a la derrota” en algunas provincias “donde hay gobernadores exitosos”. El Presidente también dio señales a la Alianza acerca de su buena predisposición para tomar contacto con el mandatario electo, Fernando de la Rúa, y su equipo, a fin de transitar un traspaso del poder en forma tranquila y ordenada: “Nuestros equipos se van a reunir con los de ellos para que tomen contacto con la realidad. Y si la Alianza quiere, puede invadir la Casa de Gobierno y revolver papeles. No hay ningún problema”. Respecto de los afiches “Menem 2003”, dijo que no fueron autorizados por él mismo y que todavía no es tiempo de preparar “el regreso”.
(Clarín, Crónica 1ª)

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades