Magna International confirmó su interés en Chrysler Group

La autopartista canadiense señaló hqllarse involucrada en un posible trato por esa división de Daimler-Benz Según comunicado distribuido el fin de semana, la firma “prosigue analizando opciones”, aunque no asegura que haya algo en firme.

16 abril, 2007

La todavìa DaimlerChrysler habìa vuelto a confirmar que estaba en conversaciones para quitarse de encina la castigada división norteamericana. Algunos medios especializados de Detroit y Buffalo señalaban, días antes, que Magna se aliaría con Onex (un fondo de Toronto dedicado a compras apalancadas) y haría una oferta en firme por alrededor de US$ 5.500 millones.

Resulta curioso pero, hasta ahora, sólo hay una propuesta explícita: los US$4.500 m,illones de Tracinda. Es la mas baja y proviene, claro, de Kirk Kerkorian, que no necesita consultar con nadie: esa firma es una mera pantalla en manos de Jerome York, agente del magnate.

El tercer interesado resulta aún menos favorable para el destino de Chysler Group. Se trata de una sociedad entre dos fondos capital privado, Blackstone Group y Cerberus Capital Management (una compra apalancada). Algunos analistas suponen que DC pretende US$ 8.000 millones, pero el mercado no se forja ilusiones. Máxime después de la suma ofrecida por Kerkorian.

Magna figura entre los aspirantes formes desde mediados de febrero. En aquel momento, la compañìa alemana reconoció que consideraría “todas la alternativas factibles” para salir el problema que le plantea la división de Detroit. Por otra parte, Magna tiene fuertes vínculos como proveedora de partes a Chrysler.

La todavìa DaimlerChrysler habìa vuelto a confirmar que estaba en conversaciones para quitarse de encina la castigada división norteamericana. Algunos medios especializados de Detroit y Buffalo señalaban, días antes, que Magna se aliaría con Onex (un fondo de Toronto dedicado a compras apalancadas) y haría una oferta en firme por alrededor de US$ 5.500 millones.

Resulta curioso pero, hasta ahora, sólo hay una propuesta explícita: los US$4.500 m,illones de Tracinda. Es la mas baja y proviene, claro, de Kirk Kerkorian, que no necesita consultar con nadie: esa firma es una mera pantalla en manos de Jerome York, agente del magnate.

El tercer interesado resulta aún menos favorable para el destino de Chysler Group. Se trata de una sociedad entre dos fondos capital privado, Blackstone Group y Cerberus Capital Management (una compra apalancada). Algunos analistas suponen que DC pretende US$ 8.000 millones, pero el mercado no se forja ilusiones. Máxime después de la suma ofrecida por Kerkorian.

Magna figura entre los aspirantes formes desde mediados de febrero. En aquel momento, la compañìa alemana reconoció que consideraría “todas la alternativas factibles” para salir el problema que le plantea la división de Detroit. Por otra parte, Magna tiene fuertes vínculos como proveedora de partes a Chrysler.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado