LVMH se las ingenió para prosperar en 2015

En grupo francés LVMH ganó en los primeros nueve meses del año US$ 25.000 millones, 18% más que el mismo periodo el año anterior. Japón fue uno de los mercados más fuertes en el último trimestre del año.

La noticia se destaca sobre todo porque en general el año no fue bueno para los grandes grupos de productos suntuarios.

Dos razones explican sus buenos resultados, según escribe Pilar García e The Huffington Post. Primero que el grupo supo reinventar sus principales marcas y segundo, el abrumador crecimiento de sus bebidas más exclusivas. Las ventas del coñac Hennessy, por ejemplo, crecieron 12%, especialmente en Estados Unidos, China y Japón.

 

También las marcas de ropa, como Loewe, Dior, Kenzo, Céline y Louis Vuitton. Adoptaron estrategias exitosas de reposicionamiento. Los responsables de los cambios y adaptaciones son varios:  Jonathan Anderson, la incorporación más joven, está en proceso de redefinir la mujer Lowe. Ralf Simons, director creativo de Dior, es un artista en conectarse con el público joven sin perder calidad.  Carol Lim y Humberto león reinventó Kenzo y Phoebe Philol  transformó  Céline.

En lo que va de año, la acción de Louis Vuitton (LVMH) se revalorizó cerca de 20%, cotizando actualmente por encima de los 159 euros, tras haber arrancado 2015 cotizando en torno a los 130 euros.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades