Lujo: en horas se compraron y vendieron acciones de LVMH

Cinco declaraciones a la bolsa de París, el viernes, oficializaron una compleja operación realizada el 26 de octubre. Antonio Belloni, número dos en Louis Vuitton, adquirió y revendió 250.000 títulos del conglomerado. Se ganó así casi € 17.600.000.

8 noviembre, 2010

<p>La maniobra de Belloni -nacido hace 55 a&ntilde;os en Varese, Italia- coincidi&oacute; no por casualidad con un malabarismo burs&aacute;til de su jefe, Bernard Arnault, para aumentar de 14 a 17,1% la participaci&oacute;n en Herm&egrave;s. Esto sucedi&oacute; el 22 de octubre. Ahora, la comisi&oacute;n francesa de valores (AMF) est&aacute; efectuando revisiones en pos de presuntas irregularidades de una doble transacci&oacute;n que afecta al n&uacute;mero uno del lujo mundial (LVMH) y a otro cl&aacute;sico del sector.<br />
<br />
Par&iacute;s tiene motivos para preocuparse. Arnault ha estado realizando operaciones del mismo tenor en 2009 y 2010. Al parecer, durante el primero de ambos a&ntilde;os no eran ajenas a eso las utilidades por &euro; 5.300 millones del conglomerado. S&oacute;lo que, en esta oportunidad, Belloni -mano derecha del franc&eacute;s- emple&oacute; opciones accionarias en poder de la subsidiaria Louis Vuitton, firma que no cotiza en bolsa.<br />
<br />
Seg&uacute;n las declaraciones juradas ante la comisi&oacute;n francesa de valores, el italiano hab&iacute;a tomado 200.000 papeles LVMH por &euro; 37 cada uno y 50.000 a &euro; 61,77 (de por s&iacute; una llamativa diferencia). En total, invirti&oacute; &euro; 10.480.000. En cuesti&oacute;n de horas, Belloni las recoloc&oacute; a &euro; 112,35 cada una, o sea un total de &euro; 28.080.000, haciendo una jugosa diferencia de &euro; 17.600.000. <br />
<br />
Por supuesto, entre compra y venta se supo que Arnault hab&iacute;a adquirido papeles de Herm&egrave;s y eso explica tanto la diferencia a favor de las acciones LVMH como el s&uacute;bito inter&eacute;s de las autoridades burs&aacute;tiles en estas transacciones. &ldquo;Todo esto es perfectamente l&iacute;cito&rdquo;, sostuvo en Le parisien un vocero del grupo. Al respecto, ese diario observaba que &ldquo;Belloni, uno de los ejecutivos mejor pagados de la industria, gan&oacute; en esa operaci&oacute;n el equivalente a 1.400 a&ntilde;os de salario m&iacute;nimo garantido&rdquo;.<br />
<br />
El contraste entre cifras, obviamente, marca el abismo entre los protagonistas estelares del lujo y la gente com&uacute;n, no s&oacute;lo en Francia. El gigante sectorial que conduce Arnault no es muy viejo. Hace veinticinco a&ntilde;os, surgi&oacute; de la fusi&oacute;n entre Mo&euml;t &amp; Chandon, champagne, y Hennessy, cognac. En 1987, el d&uacute;o se junt&oacute; con Louis Vuitton, art&iacute;culos de cuero.<br />
<br />
A esta altura entra Herm&egrave;s y una operaci&oacute;n, sospechan varios analistas del tema, que puede anticipar la fusi&oacute;n con LVMH en un megagrupo del lujo. Pero Jean-Pierre Jouyet, presidente de la primera firma, teme desde 2009 verse envuelto en una maniobra con informaci&oacute;n reservada (insider trading). El 3 de noviembre, la comisi&oacute;n de valores public&oacute; una serie de recomendaciones para evitar que &eacute;mulos de Arnault y Belloni saquen ventaja de su acceso a datos internos de las sociedades cotizantes. <br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades