Los laboratorios pierden vigor

Los laboratorios continúan en expansión, tanto en producción como en ventas, aunque a tasas cada vez más bajas por los cambios en la política comercial, la ausencia de condiciones crediticias adecuadas y e incertidumbre sobre el futuro.  





Las ventas internas de productos de laboratorios siguen en aumento, aunque a una tasa menor que en años previos. De acuerdo con los datos de facturación del sector, las ventas de medicamentos en pesos corrientes se incrementaron un 16,9% interanual en el primer trimestre de 2013, conforme al estudio sectorial elaborado por abeceb.com.

 

Si bien esta tasa sigue representando una buena noticia, resulta más baja que la de años previos, revelando una tendencia a la desaceleración del mercado interno. La producción también continúa en expansión, haciendo más notoria la necesidad de mayores inversiones. 

 

La producción de medicamentos continúa expandiéndose en base a una elevada utilización de la capacidad instalada y de la apertura de nuevas plantas de fabricación la producción.

 

De todos modos, la ausencia de condiciones crediticias adecuadas y la incertidumbre sobre el futuro hacen que persista la carencia de inversiones en el sector.

 

En este sentido, si bien el “Plan del Bicentenario” ha permitido una expansión del crédito –sobre todo a los laboratorios grandes- no ha sido suficiente para cubrir el déficit de inversiones existentes. Por otra parte, la política comercial para el sector no muestra un rumbo definido, en un contexto en el que la pérdida de competitividad local es cada vez más importante. 

 

En los primeros cinco meses del año se observó una volatilidad inusual de las importaciones, reflejando los efectos mensuales de una política comercial más o menos flexible.

 

Como resultado las importaciones se mantienen sin cambios en 2013, lo que comienza a afectar al sector dado que las mismas resultan esenciales como insumos de la producción interna y también como complemento de las carteras de productos. En este sentido, el sector posee una importante potencialidad, aunque también se enfrenta a numerosos desafíos. 

 

En el primer caso, hay en ejecución múltiples proyectos para el desarrollo de medicamentos biotecnológicos (biosimilares) en el país, los cuales vienen incrementando su participación en mercado farmacéutico local y mundial. Las empresas más grandes ya tienen patentes en vigencia.

 

Aunque los desafíos no son menores. Entre ellos se destacan mantener un buen relacionamiento con el gobierno en términos de la balanza comercial dada la creciente pérdida de competitividad y tener una estrategia frente a un crecimiento de la producción pública en medicamentos comerciales, además de enfrentar la elevada incertidumbre que afecta a la macroeconomía local. De cara al futuro se aguarda que el sector continúe creciendo, pero en un contexto de creciente incertidumbre. Si bien el mercado farmacéutico presenta un alto margen de crecimiento para los próximos años, la tasa de expansión se iría reduciendo paulatinamente, por lo que se dependerá cada vez más de los precios. Sin embargo, los precios de los medicamentos están controlados y tienen una evolución por debajo de los restantes precios de la economía. En consecuencia, los márgenes de los laboratorios se están viendo cada vez más afectados, lo que eleva el nivel de incertidumbre sobre el futuro.

 


Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades