La causa del espionaje militar va al freezer

La jueza federal de Córdoba frenó la citación indagatoria de oficiales del Ejército. Uno de los militares cuestionados planteó una recusación que finalmente provocó la demora.

1 junio, 1999

El jefe de Inteligencia del III Cuerpo de Ejército, teniente coronel Abel Guillamondegui, imputado de haber realizado tareas de espionaje contra la jueza federal de Córdoba Cristina Garzón de Lascano y contra testigos en una causa sobre desaparecidos, planteó ayer la nulidad de la acusación, la recusación contra la magistrada y la suspensión de la indagatoria, que en su caso debía realizarse precisamente ayer. El militar consiguió su objetivo, puesto que Garzón de Lascano optó por suspender todas las indagatorias previstas para esta semana. El argumento esgrimido por los abogados del imputado sostiene que en la primera declaración de Guillamondegui se habrían violado derechos constitucionales. En realidad, Guillamondegui declaró ayer, pero sólo por apenas 15 minutos, y negó la totalidad de los cargos que le fueron imputados. Quien debía declarar hoy era el segundo jefe de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército, coronel José Luis Bo, citación que quedó suspendida.

El jefe de Inteligencia del III Cuerpo de Ejército, teniente coronel Abel Guillamondegui, imputado de haber realizado tareas de espionaje contra la jueza federal de Córdoba Cristina Garzón de Lascano y contra testigos en una causa sobre desaparecidos, planteó ayer la nulidad de la acusación, la recusación contra la magistrada y la suspensión de la indagatoria, que en su caso debía realizarse precisamente ayer. El militar consiguió su objetivo, puesto que Garzón de Lascano optó por suspender todas las indagatorias previstas para esta semana. El argumento esgrimido por los abogados del imputado sostiene que en la primera declaración de Guillamondegui se habrían violado derechos constitucionales. En realidad, Guillamondegui declaró ayer, pero sólo por apenas 15 minutos, y negó la totalidad de los cargos que le fueron imputados. Quien debía declarar hoy era el segundo jefe de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército, coronel José Luis Bo, citación que quedó suspendida.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades