La Alianza tomó contacto con Cancillería

Di Tella le ofreció a la futura administración una oficina para la transición. Las relaciones con el Mercosur quedarán sólo para Cancillería. Terragno dijo que De la Rúa quiere "relaciones serias" con los Estados Unidos.

28 octubre, 1999

El primer desembarco de la Alianza en el Gobierno se producirá hoy, en el Palacio San Martín, cuando los integrantes del equipo de Relaciones Exteriores de la coalición que negocia la transición con el menemismo ocupen una oficina en la Cancillería. Según confiaron fuentes que participaron ayer del encuentro que mantuvieron el canciller Guido Di Tella y sus más estrechos colaboradores con Rodolfo Terragno, fue el ministro de Relaciones Exteriores quien les hizo el ofrecimiento a los aliancistas. Si bien el primer contacto entre las actuales autoridades y las que asumirán el 10 de diciembre estuvo marcado por el cruce de información, quedó en claro que el gobierno de Fernando de la Rúa dejará en manos de la Cancillería la responsabilidad de manejar las relaciones comerciales con Brasil y con el Mercosur, función que hoy comparte con Economía. Por otro lado, el presidente electo se refirió ayer a las relaciones que su administración mantendrá con los Estados Unidos: “Ni alineamiento ni desalineamiento. Relaciones serias”.
(La Nación, Ambito Financiero, Clarín)

El primer desembarco de la Alianza en el Gobierno se producirá hoy, en el Palacio San Martín, cuando los integrantes del equipo de Relaciones Exteriores de la coalición que negocia la transición con el menemismo ocupen una oficina en la Cancillería. Según confiaron fuentes que participaron ayer del encuentro que mantuvieron el canciller Guido Di Tella y sus más estrechos colaboradores con Rodolfo Terragno, fue el ministro de Relaciones Exteriores quien les hizo el ofrecimiento a los aliancistas. Si bien el primer contacto entre las actuales autoridades y las que asumirán el 10 de diciembre estuvo marcado por el cruce de información, quedó en claro que el gobierno de Fernando de la Rúa dejará en manos de la Cancillería la responsabilidad de manejar las relaciones comerciales con Brasil y con el Mercosur, función que hoy comparte con Economía. Por otro lado, el presidente electo se refirió ayer a las relaciones que su administración mantendrá con los Estados Unidos: “Ni alineamiento ni desalineamiento. Relaciones serias”.
(La Nación, Ambito Financiero, Clarín)

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades