Jóvenes emprendedores argentinos para conocer

Nuestro país es sin dudas cuna de grandes emprendedores. Con menos de 40 años, se dedican a negocios inclusivos, fashion y en Internet. Por Matías Castro. 

Emprender puede parecer bastante incomprensible con los frenazos y rebotes de la esfera económica del país. El papel del emprendedor como medio de evolución tecnológica e innovación social podría explicar el porqué de esta tendencia. Argentina resalta inmediatamente como uno de los países, sin dudas, donde emprender es cultura. El 12,7% de los porteños son emprendedores y, a la hora de iniciar un proyecto, la edad promedio es de 35 años, según un estudio elaborado por el Observatorio de Emprendedores del Ministerio de Desarrollo Económico porteño junto al IAE Business School. De acuerdo con el estudio, el 58% de los emprendedores son hombres y el 42 por ciento mujeres; el 84 por ciento emprende por oportunidad y el 12,5 por ciento exporta sus productos. En cuanto a qué se piensa de los emprendedores, el 55 por ciento cree que comenzar un nuevo negocios es una opción deseable de carrera. Pero algunos emprendedores asoman la cabeza por sobre el resto. Por su área de innovación, por el impacto de sus productos o servicios o por historia persona; tenés que conocer a estos emprendedores argentinos y saber porque dejaron una cicatriz el ecosistema emprendedor de nuestro país.

 

Paso a paso

 

Francisco Murray, Tomás Pando y Francisco Piasentini renunciaron a sus cargos en multinacionales a fines de 2006 para emprender un negocio juntos. La idea de vender alpargatas nació tras descubrir que tenían una muy buena aceptación del turismo y que era un producto que no había sido explotado en calidad y diseño. Fue así como estos tres amigos argentinos crearon la marca Paez en 2007, tomando de ejemplo el suceso de las ojotas Havaianas, que se vendieron al mundo bajo la marca brasileña. Para la producción de las primeras alpargatas invirtieron un capital de 5.000 dólares y un primer cliente en Sudáfrica. Pero el continente africano fue el primer paso, y através de una cadena de partners emprendedores lograron posicionar la marca en 25 países alrededor del mundo. Y esos primeros 5.000 dólares, al año 2012, pasaron a una facturación total de US$ 3,5 millones. Nada mal.

 

El negocio de emprender de emprendedor

 

Ariel Arrieta es uno de los emprendedores más prolíferos de Argentina. Es apasionado por el Internet y desde 1994 armó 5 compañías de publicidad en línea todas adquiridas por FOX en 2007.  Años más tarde pero con la misma pasión por la red de redes, Ariel Arrieta dio a luz a NXTPLabs, una de las incubadoras más importantes de Argentina. A través de esta incubadora, ayuda cotidianamente a muchos emprendedores mediante posibilidades de financiación, y de mentoring. Idea. Me, The Social Radio, t-Art, Tienda Nube, Formafina y Bixti son unos ejemplos de compañías lanzadas gracias a NXTPLabs. También invirtió con fondos propios en compañías como Sonico, Sumavisos y Workana. Entre las mismas filas de emprendedores podemos encontrar a otro soldado de los que se dedican a emprender de emprendedores. Andy Freire es uno de los emprendedores argentinos más reconocidos mundialmente. Tras obtener su diploma con honores de la universidad San Andrés en Buenos Aires, Andrés Freire comenzó su carrera en Procter&Gamble, aunque su primer gran éxito vino de la mano de OfficeNET, (venta en línea de artículos de escritorio al detalle) compañía que fundó junto a Santiago Bilinkis (otro emprendedor argentino) y que vendió a Staples (líder americano de la venta de artículos de escritorio) en 2004. Luego fundó y dirigió Axialent, dedicada a la consultoría corporativa. Después de 10 años, dejó la compañía para financiar su éxito más reciente, Restorando.

 

Vivir de los jueguitos

 

Máximo Cavazzani hizo mucho dinero con los videojuegos antes de que los youtubers hicieran del negocio una moda. Desarrolló el juego argentino para dispositivos móviles más exitoso: Preguntados. Luego de vender una aplicación para monitoreo del mercado de capitales, el iStockMarket, Cavazzani emprendió otros proyectos en el rubro de las aplicaciones. Así creó Apalabrados, un juego basado en la dinámica del Scrabble que se lanzó al mundo en 2012. Luego presentó Mezcladitos, una variante más del mismo juego, y otro llamado Bingo Crack. Con impulso renovado, pensó en su siguiente escalón y se planteó el desafío de lanzar un nuevo juego de palabras con una mecánica que no estuviera copiada de los juegos de tablero o de la televisión. Así, a partir de conocimiento adquirido, desarrolló Preguntados. La aplicación fue una de las más descargadas del mundo y cuenta con millones de usuarios en todos los rincones de planeta. Según la revista Forbes Argentina, factura un millón de dólares por mes entre publicidad, descargas pagas y ventas de accesorios del juego (como las monedas que permiten seguir jugando).

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades