Investigan al HSBC por ayuda a evasores

Los archivos del banco, uno de los más grandes del mundo, muestran que la rama suiza ayudó a clientes adinerados a evadir impuestos y esconder millones de dólares repartiéndolos en paquetes ilocalizables de efectivo y asesorando clientes en cómo evadir a las autoridades impositivas de sus países.

Todo esto se supo gracias a la filtración de algunos archivos de cuentas bancarias y puso al descubierto prácticas de evasión impositiva. La casa central del Banco admitió que su     sucursal suiza pudo haber ayudado a sus clientes a esconder dinero y evadir impuestos.

Los archivos, que llegaron a manos de una serie de prestigiosos diarios internacionales, revelan que el banco:

 

Permitía a sus clientes retirar ladrillos de dinero, muchas veces en monedas extranjeras de poca utilidad en Suiza.

Ofrecía planes que permitían a los clientes evadir impuestos en Europa.

Conspiró con clientes para esconder cuentas negras no declaradas a sus respectivas autoridades impositivas.

Abrió cuentas a criminales internacionales, empresarios corruptos y otros individuos de alto riesgo.

Los archivos cubren de 2005 a 2007 pero hablan de unas 30.000 cuentas con activos que ascienden a los US$ 120.000 millones.

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades