Incrementar exportaciones de vino a Centro América

Los países de la región representan un mercado de 75 millones de habitantes.

La Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) y los embajadores argentinos en Nicaragua, República Dominicana, El Salvador y Panamá acordaron trabajar juntos para potenciar las ventas al exterior de vinos, fraccionados y a granel, mosto, pasas y uvas en fresco.

Los países de la zona tienen fuerte presencia del turismo internacional y una demanda consolidada de productos de la cadena vitivinícola que Argentina puede aprovechar y potenciar. Esa es la principal conclusión y oportunidad que se abre de cara al futuro a partir de una agenda abierta de trabajo y coordinación que se fijó tras una reunión virtual entre la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), Cancillería, la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Exterior y los embajadores argentinos en Nicaragua, República Dominicana, El Salvador y Panamá.

Participan también autoridades y técnicos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), con su presente Martín Hinojosa, Wines of Argentina, con su titular, Maximiliano Hernández Toso, las Cámaras del Mosto y Vino a Granel y empresas del sector de las pasas y uva en fresco.

Como institución público privada responsable de ejecutar acciones tendientes a cumplir los objetivos definidos en el Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI), entre los que se destaca la promoción de las exportaciones de todos los productos de la cadena vitivinícola, COVIAR, junto a la unidad ejecutora responsable de la promoción de los vinos argentinos en el mundo, como es Wines of Argentina, y el Observatorio Vitivinícola Argentina,  unidad propia que aporta la información y la inteligencia comercial a partir del análisis de datos estadísticos, se reunieron con los embajadores argentinos en Centro América, los presidente de las cámaras empresarias del mosto y el vino a granel y con empresas que se dedican a la exportación de uvas y pasas en un encuentro virtual que se irá repitiendo en el tiempo con el objetivo de promover las ventas en el exterior.

El objetivo de esta agenda de trabajo abierta es identificar oportunidades, detectar obstáculos que puedan afectar las ventas argentinas en estos mercados y avanzar en acciones conjuntas tendientes a incrementar las exportaciones de toda la cadena vitivinícola.

Centro América es un mercado con grandes posibilidades para los productos vitivinícolas. Según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino y complementados por los aportes de las oficinas comerciales de las distintas embajadas argentinas en estos países, Centro América hoy representa el 0,86% de todas las exportaciones en volumen de vinos fraccionados y a granel que tuvo Argentina en 2019. Es un mercado muy pequeño, pero con grandes chances de crecer en el corto plazo para el vino y con oportunidades de diversificación para el jugo de uva concentrado, las pasas y la uva en fresco.

La región compuesta por Costa Rica, Belice, Nicaragua, Honduras, Guatemala y el Salvador, al año 2019 registró importaciones totales por 21,5 millones de litros de vino fraccionado y 661.000 litros de vinos a granel. Esto es un crecimiento del 7% en volumen en relación al 2018. De este mercado, Argentina participa de sólo el 13% en el caso de los vinos fraccionados (Chile tiene el 48%) y no juega en el caso de los vinos a granel (España se lleva el 59% del negocio total).

En el jugo de uva concentrado o mosto, si bien Argentina es el mayor exportador mundial de este endulzante natural, en Centro América tiene un mercado de sólo el 3% en volumen, cuando Estados Unidos se lleva el 65%.

En el caso de las pasas de uva, Argentina sólo tiene el 9% de ese mercado en volumen cuando Chile ostenta el 33%, Estados Unidos el 23% o China el 10%. Mientras que en la uva en fresco, siendo que Centro América es un mercado que en 2019 importó 33.347 toneladas, Argentina tiene participación cero. Allí Estados Unidos ostenta el 40% del negocio y Perú el 29%.

Y en muchos casos no es un problema de aranceles para la producción argentina. Según datos al 2020 del Observatorio Vitivinícola Argentino, en países como Nicaragua, la uva en fresco o las pasas llegan a este mercado con un arancel del 0% igual que Chile. En Panamá, otro de los ejemplos, el vino fraccionado o a granel argentino llega con un arancel del 13,2%, mientras que Chile paga el 12% y Estados Unidos el 15%. Con el jugo de uva concentrado pasa igual: Argentina paga el mismo 6,67% de arancel que Chile o Estados Unidos.

En República Dominicana los productos vitivinícolas de Argentina enfrentan la misma estructura arancelaria que los productos chilenos.

“Creemos que un mercado de 75 millones de habitantes con una superficie extraordinaria y con cercanía geográfica y cultural es una gran oportunidad que debemos abordar en conjunto y es lo que pretendemos hacer”, afirmó Daniel Capitanich, embajador argentino en Nicaragua, quien destacó la presencia y el prestigio que tienen los productos vitivinícolas en el mundo.

La comisión acordó avanzar en una nueva reunión del grupo en 60 días para definir acciones concretas con el objetivo de ir posicionando los distintos productos de la cadena vitivinícola argentina en el Centro América.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades