Hay que detener el avance de Libra

El co fundador ex socio de Facebook, Chris Hughes, enciende la alarma.

La semana pasada, Facebook y 27 socios anunciaron un plan para una nueva moneda digital llamada Libra que podría usarse para enviar dinero a cualquier parte del mundo. Si las cosas resultan como están planeadas, dice Chris Hughes, varias de las corporaciones más grandes del mundo controlarán esa nueva moneda a través de una asociación independiente con sede en Suiza y cuya cuota de membresía es de US$ 10 millones.

 

Aunque tuviera un éxito moderado la Libra pasaría gran parte del control de la política monetaria de los bancos centrales a esas empresas privadas, que también incluyen a Visa, Uber y Vodafone. Si los reguladores globales no actúan ya, pronto podría ser demasiado tarde.

 

“Siempre desconfié de las criptomonedas por su inestabilidad y los desafíos regulatorios. Pero la Libra es diferente porque es una moneda estable con un valor pegado a una canasta de monedas y otros activos”.

 

Las decisiones sobre la administración y seguridad de esa moneda las tomará la Asociación Libra con sede en Suiza (Facebook y sus socios).”Para evitar quejas de que la instalación de esa moneda le dará a una sola compañía poderes peligrosos, Facebook prudentemente se limitó a un solo voto en la comisión”.

 

Eso no hace menos alarmante la perspectiva del éxito de la Libra. Esa moneda insertaría una nueva y poderosa capa corporativa de control monetario entre los bancos centrales y la gente. Inevitablemente esas compañías pondrán sus intereses privados — ganancias e influencia – por delante de los públicos.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades