Francia: vendían vino adulterado

Las autoridades francesas procesaron a 10 personas responsables de un supuesto fraude en la fabricación y comercialización de miles de botellas de borgoña que se mezclaron con vino de menor calidad.

29 diciembre, 2000

(EFE).- Diez personas fueron detenidas y procesadas por un presunto fraude descubierto en Beaune (noreste) de varios miles de botellas de vino de Borgoña que se había mezclado con caldos de calidad mediocre o al que se le había puesto etiquetas falsas, informó hoy (viernes 29) la policía judicial de Dijon.

Los policías descubrieron que una de las empresas investigadas se había especializado en la compra de vinos destinados a la fabricación de vinagre o a ser destilados y que luego, sin embargo, eran vendidos para consumo después de mezclarlos con vino de mesa.

Los detenidos, entre los que hay tres tratantes de vino y dueños de bodegas de la región de Beaune, han sido procesados por engaño sobre el origen y la calidad de vinos vendidos o destinados a la venta, falsificación de caldos, falsificaciones de escrituras privadas y estafa contra uno de ellos.

Se trata de directivos o empleados de las empresas Sedivip, SBE (Sociedad Borgoñesa de Embotellado), Manoir de la Bressandiere, Goichot y Léglise e hijos.

Los investigadores todavía no han podido determinar desde cuándo se estaba produciendo el fraude ni su magnitud, aunque se especula sobre decenas de miles o incluso centenares de miles de botellas.

La policía explicó que los detenidos utilizaron etiquetas de las principales denominaciones de origen de la región: beaune premier cru, pommard premier cru, volnay, gevrey-chambertin, meursault premier cru o nuits-saint-georges.

(EFE).- Diez personas fueron detenidas y procesadas por un presunto fraude descubierto en Beaune (noreste) de varios miles de botellas de vino de Borgoña que se había mezclado con caldos de calidad mediocre o al que se le había puesto etiquetas falsas, informó hoy (viernes 29) la policía judicial de Dijon.

Los policías descubrieron que una de las empresas investigadas se había especializado en la compra de vinos destinados a la fabricación de vinagre o a ser destilados y que luego, sin embargo, eran vendidos para consumo después de mezclarlos con vino de mesa.

Los detenidos, entre los que hay tres tratantes de vino y dueños de bodegas de la región de Beaune, han sido procesados por engaño sobre el origen y la calidad de vinos vendidos o destinados a la venta, falsificación de caldos, falsificaciones de escrituras privadas y estafa contra uno de ellos.

Se trata de directivos o empleados de las empresas Sedivip, SBE (Sociedad Borgoñesa de Embotellado), Manoir de la Bressandiere, Goichot y Léglise e hijos.

Los investigadores todavía no han podido determinar desde cuándo se estaba produciendo el fraude ni su magnitud, aunque se especula sobre decenas de miles o incluso centenares de miles de botellas.

La policía explicó que los detenidos utilizaron etiquetas de las principales denominaciones de origen de la región: beaune premier cru, pommard premier cru, volnay, gevrey-chambertin, meursault premier cru o nuits-saint-georges.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades