Francia aceptó la oferta de GE por Alstom

De las dos ofertas que tenía París para comprar el grupo industrial Alstom, campeón de la industria francesa, decidió aceptar la de General Electric y rechazar otras dos. Condición: el Estado toma 20% del capital de la nueva empresa.

23 junio, 2014

Luego de varias semanas de negociaciones, GE resultó ganadora frente a la alemana Siemens y a la japonesa Mitsubishi Heavy Industries (MHI).

El elemento sorpresa, sin embargo, fue que el gobierno socialista anunció que tomaría 20% de las acciones de Alstom para convertirse en el mayor accionista y principal socio de GE en las tres joint ventures que conforman el acuerdo.

El ministro de economía, Arnaud Montebourg, anunció en rueda de prensa que ha mandado una declaración de intenciones al presidente ejecutivo de GE, Jeff Immelt, con las condiciones de la alianza. Montebourg, explicó que el gobierno decidió aceptar la oferta del grupo norteamericano pero asumiendo una “vigilancia patriótica” sobre el nuevo grupo. Esa es la razón por la que ha decidido comprar dos tercios de la participación que tiene otra empresa francesa, Bouygues, para tener 20% de las acciones de Alstom. Eso significará un desembolso de US$ 1.720 millone al precio actual de las acciones.

El directorio de Alstom había aprobado la oferta original de GE antes de conocerse la decisión del gobierno nacional de convertirse en socio para vigilar desde adentro la alianza con participación accionaria.

El gobierno había bloqueado la primera oferta de GE y luego se reservó el poder de veto al insistir en asegurarse la preservación de las operaciones estratégicas de Alstom, preservar el control francés sobre sus negocios nucleares y garantías de empleo.

Según los términos de la oferta enmensada de GE, la empresa norteamericana asumirá el control de las operaciones de turbinas alimentadas a gas y carbón. Pero instalará tres emprendimientos conjuntos (joint ventures) con participación de 50-50 para el administración de la red, las operaciones de energía renovable y los negocios nucleares y de turbinas a vapor. El estado francés retendrá la “acción de oro” en la última de estas tres.

El presidente Francois Hollande, ha dicho que vetará cualquier acuerdo que no preserve los 18.000 empleados que Alstom tiene en ese país o que suponga un control sobre actividades estratégicas, por lo que si GE no cumple con sus compromisos de crear empleos habrá penalizaciones.

Montebourg explicó también que las ofertas de Siemens y Mitsubishi “chocaban con la reglamentación” antimonopólica de la Unión Europea (UE).

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado