Fin de una gran era de ganancias para empresas

Es una señal reveladora y preocupante. Según una investigación de McKinsey Global, una era de 30 años de crecimiento ininterrumpido de ganancias por partes de las empresas, parece estar llegando a su fin.

La competencia global es cada vez más intensa a medida que las compañías se hacen globales y que la tecnología –y las firmas que facilitan la tecnología- avanzan con vertiginosa velocidad sobre nuevos sectores de la economía.

La estimación es que el actual nivel total de ganancias empresariales que ahora está en 10% del producto bruto mundial, puede reducirse a menos de 8% para una fecha tan cercana como 2025. Es decir, se perdería en una década el nivel de todas las ganancias obtenidas durante los últimos 30 años.

Hay una comparación fácil. Entre 1980 y 2013 crecieron enormemente los mercados mundiales, mientras que, simultánemente, bajaban los costos impositivos, el costo de los préstamos financieros, los costos salariales, el de los equipos y el de la tecnología.Las ganancias totales de las empresas más grandes del mundo eran de US$ 2 billones (millones de millones) en 1980, y pasaron a US$ 7,2 billones en 2013, con lo que las utilidades pasaron de ser 7,6% del producto bruto mundial a 10%.

Todavía hoy, las grandes firmas de las economías más avanzadas del planeta obtienen dos tercios del total de utilidades, lo que las convierte en las más rentables. Las multinacionales se beneficiaron de mayor consumo e inversión industrial, la disponibilidad de mano de obra barata (entonces en China) y de la globalización de las cadenas de aprovisioanmiento.

Pero las señales de cambio en el ambiente y en la propia naturaleza de la competitción global, son abundantes y elocuentes. Si bien los ingresos globales pueden aumentar 40%, alcanzando US$ 185 mil millones para 2025, el nivel de ganancias se está erosionando. Lo que puede implicar que el total de las ganancias corporativas mundiales caigan del 5 al 1%, exactamente igual a como era en 1980, antes del boom.

Es que ahora hay nuevos actores. De un lado, grandes compañías originadas en las economías emergentes. Después de alcanzar tamaño gigantesco en sus mercados locales, comenzaron la expansión por el resto del planeta. Del otro, high tech firmas que están introduciendo nuevos modelos de negocios de crecimiento explosivo y que decretan la muerte de otras empresas tradicionales.

Hay un desplazamiento desde la industria pesada, a sectores centrados en ciencia y tecnología, marcas, algoritmos y software. El negocio financiero, medios digitales, productos de IT, empresas farmacéuticas y de biociencias. Los nuevos competidores vienen en bandadas, y son cada vez más numerosos y poderosos, porque además obtienen altos márgenes de rentabilidad.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades