Fiat, Ford, Tata y Peugeot-Citroën en una triple estrategia

Sergio Marchionne, director ejecutivo del ”Lingote”, confirmó que la próxima movida se llama ”coche urbano” y se fabricará junto con Ford Motor en Polonia. Esto se suma a los acuerdos con Peugeot-Citroën (Ducato) y Tata.

Junto con el aún no bautizado “auto urbano”, la planta en Tychy producirá el Fiat 500 y el Ford Ka. Vale decir, modelos baratos que apuntan a expandir las bases del mercado. Exactamente lo que italianos y franceses hacían en la Argentina de los años 50 y 60, pero no en la actualidad, subyugados en coches y 4×4 caros, inalcanzables para la clase media en relación de dependencia.

.

En cuanto a la alianza con Peugeot-Citroën, abarca vehículos comerciales. Entre ellos, el Ducato, fabricado en Atessa. Respecto del megagrupo industrial indio Tata, es un proyecto de complejos alcances e incluye la fabricación de autos, vehículos comerciales, motores y cajas de cambio. Su geografía comprende Italia, Argentina, Asia meridional y oriental.

Hasta ahora, el punto clave es Tata que, desde Nueva Delhi, controla el creciente mercado indio y sus ramificaciones en el subcontinente (Bangla desh, Ceilán). El papel de Fiat es muy interesante, pues se centra el aportes tecnológico y establece nexos con “el planeta China” (definición de Luca Cordero Montezemolo, presidente del directorio).

Allá, se han gestado alianzas complementarias con Chery (motores) y SAIC (vehículos comerciales, motores). En un plano opuesto, se contemplan contactos con DaimlerChrysler en torno de Alfa Romeo, aprovechando la crisis que vive Volkswagen tras la irrupción del equipo Porsche-Audi en la cúpula. Medios alemanes sospechan la mano de Berndt Pichetsrieder, ex CEO de la firma germana, desplazado por el autócrata Ferdinand Piëch.

Junto con el aún no bautizado “auto urbano”, la planta en Tychy producirá el Fiat 500 y el Ford Ka. Vale decir, modelos baratos que apuntan a expandir las bases del mercado. Exactamente lo que italianos y franceses hacían en la Argentina de los años 50 y 60, pero no en la actualidad, subyugados en coches y 4×4 caros, inalcanzables para la clase media en relación de dependencia.

.

En cuanto a la alianza con Peugeot-Citroën, abarca vehículos comerciales. Entre ellos, el Ducato, fabricado en Atessa. Respecto del megagrupo industrial indio Tata, es un proyecto de complejos alcances e incluye la fabricación de autos, vehículos comerciales, motores y cajas de cambio. Su geografía comprende Italia, Argentina, Asia meridional y oriental.

Hasta ahora, el punto clave es Tata que, desde Nueva Delhi, controla el creciente mercado indio y sus ramificaciones en el subcontinente (Bangla desh, Ceilán). El papel de Fiat es muy interesante, pues se centra el aportes tecnológico y establece nexos con “el planeta China” (definición de Luca Cordero Montezemolo, presidente del directorio).

Allá, se han gestado alianzas complementarias con Chery (motores) y SAIC (vehículos comerciales, motores). En un plano opuesto, se contemplan contactos con DaimlerChrysler en torno de Alfa Romeo, aprovechando la crisis que vive Volkswagen tras la irrupción del equipo Porsche-Audi en la cúpula. Medios alemanes sospechan la mano de Berndt Pichetsrieder, ex CEO de la firma germana, desplazado por el autócrata Ferdinand Piëch.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades