Espuma latina

Por un lado, la chilena Compañía Cervecerías Unidas (CCU) proyecta reducir costos en la filial argentina, de ahora a fin de 2002. La medida trata de compensar la baja de ventas locales (17% en el primer trimestre).

Por otra parte, la venezolana Cervecería Regional, controlada por el grupo de medios Cisneros –hoy cuestionado por presuntos vínculos con el frustrado golpe contra Hugo Chávez-, invierte US$ 150 millones para triplicar la producción anual y elevarla a 320 millones de litros, en tanto la participación en el mercado subiría de 25 a 35%.

Ambas movidas, según expertos brasileños, se relacionan con una mucho más ambiciosa. Se trata del plan de Brahma para avanzaren el paulatino control de Quilmes en Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia.

Por otra parte, la venezolana Cervecería Regional, controlada por el grupo de medios Cisneros –hoy cuestionado por presuntos vínculos con el frustrado golpe contra Hugo Chávez-, invierte US$ 150 millones para triplicar la producción anual y elevarla a 320 millones de litros, en tanto la participación en el mercado subiría de 25 a 35%.

Ambas movidas, según expertos brasileños, se relacionan con una mucho más ambiciosa. Se trata del plan de Brahma para avanzaren el paulatino control de Quilmes en Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades