Enron: se siguen destapando maniobras

Robert Belfer, todavía directivo y máximo accionista individual usó de sus influencias para financiar la expansión de otra firma energética con sede en Houston, Belco Oil & Gas, fundada en 1992 por él mismo.

25 febrero, 2002

En 1997, Belfer compró Coda Energy –una sociedad creada por Enron- en US$ 324 millones (efectivo más toma de deudas).

Al pedir quiebra el 2 de diciembre, Enron no reveló el papel de Belfer en la transacción de 1997. Pero ocurre que Enron había empleado parte de los fondos obtenidos por Coda para crear Chewco Investments LP, una sociedad de papel que sirvió para ocultar pérdidas de la matriz por US$ 396 millones y que se cuenta entre las detonantes del colapso general.

A la luz de las nuevos datos “Belco, Coda y Chewco nunca fueron independientes de Enron. Como todo lo del grupo, los procedimientos han sido aberrantes, pero originales y muy, muy astutos”, señala Bruce Beebe, de la revista especializada Directorship Monthly.

La venta de Coda a Belfer fue, de hecho, la primera de las maniobras orquestadas vía Chewco y otras sociedades cautivas. Los operadores internos de Enron eran siempre los mismos: Andrew Fastow –entonces director financiero- y Michael Kopper, en esas época gerente general de Enron North America. Belfer (que figura en el directorio en 1983) controlaba a mayo 8.215.000 acciones, las mismas cuyo precio ha caído de US$ 90 a 0,20 cada una (99,78% en nueve meses).

En 1997, Belfer compró Coda Energy –una sociedad creada por Enron- en US$ 324 millones (efectivo más toma de deudas).

Al pedir quiebra el 2 de diciembre, Enron no reveló el papel de Belfer en la transacción de 1997. Pero ocurre que Enron había empleado parte de los fondos obtenidos por Coda para crear Chewco Investments LP, una sociedad de papel que sirvió para ocultar pérdidas de la matriz por US$ 396 millones y que se cuenta entre las detonantes del colapso general.

A la luz de las nuevos datos “Belco, Coda y Chewco nunca fueron independientes de Enron. Como todo lo del grupo, los procedimientos han sido aberrantes, pero originales y muy, muy astutos”, señala Bruce Beebe, de la revista especializada Directorship Monthly.

La venta de Coda a Belfer fue, de hecho, la primera de las maniobras orquestadas vía Chewco y otras sociedades cautivas. Los operadores internos de Enron eran siempre los mismos: Andrew Fastow –entonces director financiero- y Michael Kopper, en esas época gerente general de Enron North America. Belfer (que figura en el directorio en 1983) controlaba a mayo 8.215.000 acciones, las mismas cuyo precio ha caído de US$ 90 a 0,20 cada una (99,78% en nueve meses).

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades