Endesa busca seducir a Wall Street

La compañía eléctrica española presentó, en New York, su nueva estrategia de expansión a los inversores y analistas de esa plaza. Las próximas reuniones serán en Boston, Atlanta, Miami y Filadelfia.

(EFE).- La primera eléctrica española, Endesa, presentó ayer (martes 21), a diversos inversores y analistas de Wall Street su nueva estrategia de expansión hasta el año 2005, una vez fracasada su proyecto de fusión con la también española Iberdrola.

El consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, se reunión con expertos de empresas como Federated Investors, GE Capital y Trilogy para explicar los últimos resultados de la corporación y los planes de futuro del grupo tanto para Europa como para América Latina.

“La respuesta en general ha sido muy positiva por la capacidad de Endesa de diseñar tan rápidamente una nueva estrategia después de la fracasada fusión con perspectivas de expansión”, agregó una fuente de la representación que acompaña a Miranda en Nueva York.

Los ejecutivos de Endesa tienen previsto en los próximos días reunirse con otros inversores y analistas en Boston, Atlanta, Miami y Filadelfia, mientras que Miranda saldrá hacia Santiago de Chile para hacer lo propio en ese país sudamericano.

A pesar de estas reuniones, los ADR´s (acciones que cotizan en los mercados exteriores, en este caso en Wall Street) de Endesa se encontraban a medio día de ayer presionados ligeramente a la baja, con una pérdida de US$ 0,10, equivalentes a 0,58%, hasta los US$ 17,03.

Estas acciones están muy lejos de su último máximo, de US$ 23, aunque en los últimos tres meses han recuperado cerca de 4%, pese a la mala actuación de Wall Street.

Según fuentes de la empresa, Miranda explicó que Endesa seguirá a partir de ahora una “agresiva pero coherente y selectiva” expansión en Europa, con inversiones directas de cerca de 5.000 millones de euros (unos US$ 4.600 millones) en el Viejo Continente.

La eléctrica, que pretende asegurarse unos cinco millones de clientes en Europa, se centrará principalmente en los próximos años en los mercados de Holanda, Polonia, Alemania y Francia.

Al mismo tiempo, no olvidará el mercado latinoamericano donde invertirá entre 2001 y 2005 unos US$ 3.864 millones, principalmente para consolidar su presencia en Brasil, con el objetivo de alcanzar una capacidad de 3.700 megavatios, 1,1 millones de clientes y una cuota de mercado de 10% en generación.

Para ello, la empresa española planea vender activos por valor de 5.000 millones de euros (unos US$ 4.600 millones), lo que debe producir unas plusvalías potenciales de 30% (2001-2002) y llevar a cabo un plan de mejora y reestructuración.

Los directivos de Endesa reconocieron que en ese proceso de revisar qué desinversiones puede realizar para mantener su expansión en Europa “estarían dispuestos” a estudiar salir del capital de Auna, el segundo operador global de telecomunicaciones en España.

En este sentido, el diario español Expansión informó ayer que la empresa Skandia AB esta interesada en adquirir 49% de Quiero TV, un operador de cable español que forma parte de Auna.

Los directivos de la multinacional eléctrica española aprovecharon la ocasión para hacer un balance de lo logrado en los últimos años y señalaron, por ejemplo, que la rentabilidad media anual del accionista entre 1996 y 2000 ha sido de 16,3%.

(EFE).- La primera eléctrica española, Endesa, presentó ayer (martes 21), a diversos inversores y analistas de Wall Street su nueva estrategia de expansión hasta el año 2005, una vez fracasada su proyecto de fusión con la también española Iberdrola.

El consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, se reunión con expertos de empresas como Federated Investors, GE Capital y Trilogy para explicar los últimos resultados de la corporación y los planes de futuro del grupo tanto para Europa como para América Latina.

“La respuesta en general ha sido muy positiva por la capacidad de Endesa de diseñar tan rápidamente una nueva estrategia después de la fracasada fusión con perspectivas de expansión”, agregó una fuente de la representación que acompaña a Miranda en Nueva York.

Los ejecutivos de Endesa tienen previsto en los próximos días reunirse con otros inversores y analistas en Boston, Atlanta, Miami y Filadelfia, mientras que Miranda saldrá hacia Santiago de Chile para hacer lo propio en ese país sudamericano.

A pesar de estas reuniones, los ADR´s (acciones que cotizan en los mercados exteriores, en este caso en Wall Street) de Endesa se encontraban a medio día de ayer presionados ligeramente a la baja, con una pérdida de US$ 0,10, equivalentes a 0,58%, hasta los US$ 17,03.

Estas acciones están muy lejos de su último máximo, de US$ 23, aunque en los últimos tres meses han recuperado cerca de 4%, pese a la mala actuación de Wall Street.

Según fuentes de la empresa, Miranda explicó que Endesa seguirá a partir de ahora una “agresiva pero coherente y selectiva” expansión en Europa, con inversiones directas de cerca de 5.000 millones de euros (unos US$ 4.600 millones) en el Viejo Continente.

La eléctrica, que pretende asegurarse unos cinco millones de clientes en Europa, se centrará principalmente en los próximos años en los mercados de Holanda, Polonia, Alemania y Francia.

Al mismo tiempo, no olvidará el mercado latinoamericano donde invertirá entre 2001 y 2005 unos US$ 3.864 millones, principalmente para consolidar su presencia en Brasil, con el objetivo de alcanzar una capacidad de 3.700 megavatios, 1,1 millones de clientes y una cuota de mercado de 10% en generación.

Para ello, la empresa española planea vender activos por valor de 5.000 millones de euros (unos US$ 4.600 millones), lo que debe producir unas plusvalías potenciales de 30% (2001-2002) y llevar a cabo un plan de mejora y reestructuración.

Los directivos de Endesa reconocieron que en ese proceso de revisar qué desinversiones puede realizar para mantener su expansión en Europa “estarían dispuestos” a estudiar salir del capital de Auna, el segundo operador global de telecomunicaciones en España.

En este sentido, el diario español Expansión informó ayer que la empresa Skandia AB esta interesada en adquirir 49% de Quiero TV, un operador de cable español que forma parte de Auna.

Los directivos de la multinacional eléctrica española aprovecharon la ocasión para hacer un balance de lo logrado en los últimos años y señalaron, por ejemplo, que la rentabilidad media anual del accionista entre 1996 y 2000 ha sido de 16,3%.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades