Empresarios franceses invierten en Mendoza

Los capitales serán para la industria del vino. Se trata de varias bodegas que ya se están construyendo en la zona de Tunuyán con un costo de US$ 50 millones. Los primeros productos saldrán al mercado en 2002.

Cinco empresarios franceses aceptaron la propuesta del enólogo Michel Rolland y decidieron invertir US$ 50 millones en la construcción y puesta en funcionamiento de varias bodegas en la provincia de Mendoza, informó hoy (jueves 01) el diario La Nación.

Laurent Dassault, dueño de la fábrica de aviones Mirage; Caterine Peré Vergé, propietaria de la cristalera D´Arqus; Benjamín de Rochild, industrial de las finanzas y los viñedos, y la familia D´Aulan, ex dueña de la marca de champagne Pipper Heidsick, se dejaron convencer por el especialista en vinos francés quien les habló de las bondades del clima y del suelo cuyano.

Las bodegas –media docena en total- estarán ubicadas en Vista Flores, en la zona de Tunuyán, a 70 kilómetros de la capital mendocina.

Rolland, interesado en producir vinos argentinos con las técnicas con que se produce el Burdeos francés, negoció la compra de un predio de 880 hectáreas y creó una sociedad llamada Vitiflor.

Quienes se ocupan por estos días de llevar adelante la iniciativa son el viticultor Jean-Michel Arcaute y el abogado especializado en economía y derecho del vino Philip Schell, socios del enólogo Rolland.

Según Schell, los primeros vinos de las bodegas francesas llegarán al mercado el año próximo.

En la industria de los vinos finos, las virtudes de sus productos tienen relación directa con la cantidad de quintales de uvas que se producen por hectárea, ya que a menor cantidad, mayor calidad.

La decisión de sacrificar capacidad de producción para obtener mejores ejemplares se traduce, finalmente, en un encarecimiento del precio final.

El perfil del emprendimiento se orientará hacia el mercado externo, debido a que solo una pequeña parte de la producción se destinará al consumo interno.

Cada botella de estos vinos costará entre US$ 20 y US$ 30, y la idea es introducirlos en Francia, país que siempre ha dado la espalda a los empresarios locales del sector, que venden principalmente en Estados Unidos, Gran Bretaña, Holanda y Japón.

Cinco empresarios franceses aceptaron la propuesta del enólogo Michel Rolland y decidieron invertir US$ 50 millones en la construcción y puesta en funcionamiento de varias bodegas en la provincia de Mendoza, informó hoy (jueves 01) el diario La Nación.

Laurent Dassault, dueño de la fábrica de aviones Mirage; Caterine Peré Vergé, propietaria de la cristalera D´Arqus; Benjamín de Rochild, industrial de las finanzas y los viñedos, y la familia D´Aulan, ex dueña de la marca de champagne Pipper Heidsick, se dejaron convencer por el especialista en vinos francés quien les habló de las bondades del clima y del suelo cuyano.

Las bodegas –media docena en total- estarán ubicadas en Vista Flores, en la zona de Tunuyán, a 70 kilómetros de la capital mendocina.

Rolland, interesado en producir vinos argentinos con las técnicas con que se produce el Burdeos francés, negoció la compra de un predio de 880 hectáreas y creó una sociedad llamada Vitiflor.

Quienes se ocupan por estos días de llevar adelante la iniciativa son el viticultor Jean-Michel Arcaute y el abogado especializado en economía y derecho del vino Philip Schell, socios del enólogo Rolland.

Según Schell, los primeros vinos de las bodegas francesas llegarán al mercado el año próximo.

En la industria de los vinos finos, las virtudes de sus productos tienen relación directa con la cantidad de quintales de uvas que se producen por hectárea, ya que a menor cantidad, mayor calidad.

La decisión de sacrificar capacidad de producción para obtener mejores ejemplares se traduce, finalmente, en un encarecimiento del precio final.

El perfil del emprendimiento se orientará hacia el mercado externo, debido a que solo una pequeña parte de la producción se destinará al consumo interno.

Cada botella de estos vinos costará entre US$ 20 y US$ 30, y la idea es introducirlos en Francia, país que siempre ha dado la espalda a los empresarios locales del sector, que venden principalmente en Estados Unidos, Gran Bretaña, Holanda y Japón.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades