El whisky como inversión alternativa

En una subasta hoy en Hong Kong se ofrecen dos botellas Macallan de 60 años.

 Se especula que podrían alcanzar un precio récord en la subasta Bonhams de Hong Kong. Los compradores asiáticos están mostrando un insaciable interés por la bebida como inversión alternativa.

 

En el remate cada botella se ofrece por separado, ambas de 1926 y con 750 mililitros. Salen con un precio base de entre US$ 459.000 a US$ 573.000. A eso habría que sumarle 22,5% de premium al comprador.

 

El récord en remates se fijó en 2014 por una botella de seis ligtros de Macallan 60 años en un botellón Lalique.

 

Los precios de los whiskies se han ido a las nubes en los últimos años porque cada vez son más las personas que buscan botellas raras de Escocia, como Dalmore o Port Ellen, o también de destilerías japonesas Karuizawa y Yamazaki.

Daniel Lam, gerente de la casa de remates Bonhams de Hong Kong, dice que el whisky ha superado hasta al más codiciado vino frances de Borgoña, el Domaine de la Romanee-Conti, que se apreció 30% en los últimos 12 meses.

 

“El whisky ha demostrado tener un estatus único como inversión alternativa”

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades