El mejor restaurante del mundo convertido en hamburguesería

Noma, cuatro veces ganador del premio “Mejor restaurant del mundo”, reabrió en Copenhague el 21 de mayo pero para ofrecer solo vino y hamburguesas.

El chef Rene Redzepi recurre a ese nuevo modelo de negocios para superar el contratiempo de la pandemia provocada por el coronavirus.

Normalmente quien quiere comer en Noma debe reservar una mesa con meses de anticipación. Pero en la nueva reencarnación del lugar ni se reserva ni se paga caro. El precio de una hamburguesa para llevar arranca en las 125 coronas danesas, unos US$ 18,40. Hay que comparar ese precio con las 2.650 coronas del menú que ofrece el lugar y que contiene unos 18 platos. La hamburguesa en la mesa cuesta 150 coronas.

El wine bar está levantado en los jardines del restaurant y abrirá uno o dos meses después de que se acabe la cuarentena. Redzepi dice que se propone dar el puntapié de arranque a la vida social en Copenhague.

“Nuestro sueño es lograr que la gente vuelva a moverse y que comience a salir otra vez”, dijo el dueño en una entrevista telefónica. “Ese es el principal objetivo. Queremos ofrecer algo que muestre que todos son bienvenidos, por eso elegimos para abrir a la poderosa hamburguesa. La respuesta ha sido increíble”.Pero que nadie se imagine una hamburguesa gourmet con trufas y caviar. Tiene que ser la hamburguesa que conocemos. Por eso hacemos una con queso. Pero lo que ofrecemos so los mejores ingredientes, la mejor calidad de carne. Los panes, de papa, se harán a primera hora de la mañana y la carne será picada tres veces al día y provendrá de vacas alimentadas a pasto. Las cebollas serán orgánicas y cortadas a manos. Pequeñas cosas como esas hacen una gran diferencia. También habrá opciones para vegetarianos y veganos.

El nuevo espacio con capacidad para 65 personas estará abierto de martes a sábados de 1 de la tarde a 9 de la noche. La cerveza costará 50 coronas y el vino 95 por vaso y 425 la botella.

The formal restaurant will reopen with about half the number of guests, Redzepi dice que el restaurante formal abrirá con la mitad de comensales y un soslo turno en lugar de dos.

“¿Cómo voy a imaginar que voy a tener gente para llenar dos turnos? ¿De dónde va a salir la gente? “

“El gobierno nos ha dado una posibilidad de atravesar este momento. La gente no tiene que usar tapabocas y las restricciones no son demasiadas. Tenemos que tener dos metros cuadrados por comensal y un metro entre las mesas. Esas son las principales restricciones. , más las estrictas reglas de higiene y desinfección.

“No sé como van a cambiar las cosas. Somos uno de los mejores restaurantes del mundo y estamos abriendo con hamburguesas y helados para los niños. ¿Cuán diferente puede ser eso ¿ Más adelante tendremos algunas cosas más de las típicas de un wine-bar, como crudités, ostras, vegetales. Este es un experimento nuevo en el que la puerta está abierta para todos y es muy excitante.”

“El negocio del restaurante va a quedar muy golpeado.En Europa, la mayoría está manteniéndose a flote con ayuda del gobierno y eso hace una diferencia gigantesca. Pero una vez que todo se reabra la gente va a tener miedo de salir y no va a haber turismo. Va a haber mucho desempleo en nuestro sector. Seguramente todos van a tener que pensar de manera muy diferente”.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades