El futuro del fitness es digital

El negocio del gimnasio tradicional se quebró con la pandemia. La actividad se mudó a Internet.

En el año 2018 había en todo el mundo más de 210.000 gimnasios privados, clubes deportivos y centros de recreación que atenían unos 183 millones de clientes.

 

Ahora están casi todos cerrados debido a las cuarentenas implementadas por los gobiernos y al cierre obligatorio de los negocios no esenciales. En paralelo con esa caída, creció el público para las apps de entrenamiento físico, videos en YouTube y clases enviadas por streaming.

Antes de que nadie hubiera oído del Covid-19, gran cantidad de consumidores ya estaban entrenando en su casa, pedaleando en bicicleta fija, caminando en la cinta, haciendo gimnasia frente al espejo y haciendo yoga mirando videos. Todo eso se multiplicó en las últimas semanas. Ahora los emprendedores más digitalizados ofrecen también programas de entrenamiento on- demand que se reciben por streaming video y ganan lo que quieren.

La carrera por conquistar clientes encerrados y ansiosos por moverse ya se ha lanzado La competencia es fuerte y se pone de manifiesto en las redes sociales.

El problema para la actividad en Internet será, como siempre ocurre, monetizar el negocio. ¿Cuál va a ser la necesidad de suscribirse a un programa pago cuando hay tanta oferta de actividades gratuitas? Una vez más se pondrá a prueba la creatividad.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades