El deporte, un negocio que genera empleo

“Hay un solo modo de ver el deporte: como un negocio capaz de mover importantes cantidades de dinero y generar empleos directos e indirectos”, dijo a ESPN+ Gerardo Molina, profesor emérito en MKT deportivo.

Sostuvo que el deporte se constituyó como un sector económico del mercado al igual que lo son: la construcción, el automotor o la ganadería entre otros.

 

“El marketing en el deporte genera una masificación transversal, desarrollo y adhesión a públicos diversos que siguen ávidos a clubes, partidos y el desempeño de las celebridades de los deportes”, señaló.

 

Escritor, educador, comunicador social, publicista y referente en el marketing deportivo en Iberoamérica, Molina se declara convencido de que el deporte representa un importante polo de desarrollo económico de un país, y de que “el valor del marketing deportivo es fundamental, como sistema que permite desarrollar el sector, haciendo que genere ingresos significativos para miles de personas”.

 

Añadió que “en los deportes es posible, con la aplicación del marketing deportivo en el país, lograr un enlace productivo entre las marcas, que son los clubes deportivos, el producto, los jugadores y los aficionados; de manera que se consolide una masa crítica de seguidores que genere ingresos significativos”.

 

Se manifiesta, además, convencido de que los medios de comunicación tradicionales y las redes sociales han transformado el mercadeo deportivo profusamente.

“Los medios y las redes sociales son claves para el buen resultado de un plan de marketing deportivo; yo lo llamo mediatización”, sostiene el experto.

 

Y lo explica: “de nada vale que un equipo tenga patrocinios si no tiene una exposición en los medios; si la marca no vende, los patrocinadores desaparecen porque no ven forma de que su imagen sea vista”, apuntó.

 

El caso argentino

 

Explica que en Argentina, si bien en los últimos cinco años se avanzó en las áreas comerciales de las propiedades deportivas, hay una carencia grande de planes de marketing deportivo.

 

“En el país, el deporte debe ir acompañado de un plan sustentable en el tiempo. No existe una guía uniforme de consenso o una misma orientación para avanzar en la profesionalización del sector; existe una carencia integral en planes de marketing deportivo, lo que sigue imponiéndose es la intuición al método”, destacó.

 

Sostiene además que el Estado debe fomentar el desarrollo de inversión en infraestructuras deportivas y dar la oportunidad a la empresa privada a que contribuya a ser partícipe del crecimiento de la calidad deportiva del país.

 

Se esperanza en que Argentina no demore en sus entes macro deportivos, hasta en los más pequeños clubes, una planificación en marketing deportivo, y subraya la necesidad de que las marcas se identifiquen con el sector deportivo de una manera asociada, y que contribuyan al crecimiento de los deportistas.

 

Aclara que lo que todo esto genera, directamente, es la potenciación de un sector económico como es el deporte, que va más allá de que haya jugadores y que solo representa un entretenimiento.

 

Advierte que “en América Latina, y por ende en Argentina, todavía se ve al deporte fuera del proceso productivo como industria; el Estado y el sector privado deberían toman conciencia de mercadear el deporte; porque en él hay trabajo más allá de las canchas de juego, apuntó.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades