EE.UU. habilita financiación por internet a emprendedores

Un nuevo marco legal, conocido como JOBS Act, permite a emprendedores de EE.UU. buscar capital de trabajo en Internet sin reportarse ante supervisores. El objetivo apunta a incentivar el empleo.

24 septiembre, 2013

Acaba de entrar en vigor un nuevo marco legal, conocido como JOBS Act, que permite a una nueva empresa en Estados Unidos buscar capital en Internet para financiar las operaciones de sus negocios sin necesidad de tener que registrarse ante el supervisor, señala El País en su edición americana.

La nueva normativa es consecuencia del fin de una prohibición que databa de hace ocho décadas, que impedía hacer publicidad de las inversiones privadas.

La medida, en esencia, consiste en lograr que el dinero que una firma emergente va buscando oportunidades de negocio llegue más fácil a los empresarios que quieren desarrollar una buena idea, como le pasó en su origen a la red social Facebook o ahora a Twitter. Precisamente el microblog está usando la JOBS Act para avanzar en secreto por el camino que le llevará eventualmente a Wall Street.

Las reglas de juego para dar con inversores y recaudar fondos por Internet no estaban muy claras en cuanto al uso de esta plataforma como vehículo de contacto entre la parte que tiene los dólares y las que los necesitan para crecer. La incógnita ahora reside en cómo la nueva ventana que se abre puede derivar en prácticas fraudulentas.

Si bien el actual régimen para financiarse en forma privada es regulado, sea cuando se acude al mercado bursátil, con una oferta pública, o a recibir efectivo, el crowdfunding -financiación participativa- se ve como una oportunidad, aunque el dinero también puede acabar en empresas emergentes con un futuro cuestionable.

Para reducir el riesgo de fraude o abuso, el regulador financiero en EE.UU. quiere ahora que estas empresas emergentes sean más claras sobre los detalles que sigue para la recaudación de esos fondos y la venta de acciones.

La Securities and Exchange Commision calcula que las ofertas privadas movieron 903.000 millones de dólares el pasado año. Eso equivale a 1,5 millones de media por cada pequeña empresa que recibió fondos.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades