EE.UU.: aumentan órdenes de compra mayoristas a fábricas

Los pedidos mayoristas aumentaron en forma inesperada (0,4%). Esto y oportunas recomendaciones selectivas de Merrill Lynch mantenían ayer la burbuja en Wall Street. Especialmente en los paneles tecnológicos.

Tras el 3% de caída en abril, los pedidos mayoristas retomaron la tendencia
de marzo y totalizaban US$ 320.600 millones, según estadísticas
del departamento federal de Comercio. Excluyendo vehículos y material de
transporte, el avance llegaba a 0,8%. La maquinaria industrial, un rubro por demás
volátil que abarca equipos para papeleras, producción de chips,
textiles y plásticos, subió 16%. Pero el mes anterior había
caído 29,5%.

Estos números generan esperanzas, en el espinel bursátil, sobre
ventas minoristas. No obstante, para hoy se aguarda el informe laboral que -prevén
los analistas- no mostrará cambios en el alto desempleo imperante. Ello
no impidió que, nuevamente, Merrill Lynch saliera a estimular las cotizaciones.
En esta oportunidad, recomendando comprar Microsoft, con lo cual logró
empujar en forma desmedida (casi 2,4%) el Nasdaq compuesto, principal panel tecnológico.

Repitiendo presunciones de la semana pasada, algunas firmas de valores -y un pintoresco
grupo de “pequeños gurúes”- pronostican que las menores
tasas referenciales en 45 años y el segundo paquete de rebajas tributarias
lanzado por el actual gobierno promoverán en gasto de los consumidores
y las ventas de las empresas. Sólo que esos US$ 330.000 millones -no 350.000
millones, pues 20.000 millones eran partidas para algunos estados- se notarán
paulatinamente, de este año a 2012. En realidad, lo de Wall Street es otra
cosa: “Todo está dispuesto para prolongar el alza durante este trimestre.
Sólo falta conocer los estados financieros del II trimestre”, decía
Daniel Lewis, de Trusco Capital Management (una cartera floritana que maneja US$
2.000 millones y ha contribuido al fondo pro reelección de George W.Bush).

Tras el 3% de caída en abril, los pedidos mayoristas retomaron la tendencia
de marzo y totalizaban US$ 320.600 millones, según estadísticas
del departamento federal de Comercio. Excluyendo vehículos y material de
transporte, el avance llegaba a 0,8%. La maquinaria industrial, un rubro por demás
volátil que abarca equipos para papeleras, producción de chips,
textiles y plásticos, subió 16%. Pero el mes anterior había
caído 29,5%.

Estos números generan esperanzas, en el espinel bursátil, sobre
ventas minoristas. No obstante, para hoy se aguarda el informe laboral que -prevén
los analistas- no mostrará cambios en el alto desempleo imperante. Ello
no impidió que, nuevamente, Merrill Lynch saliera a estimular las cotizaciones.
En esta oportunidad, recomendando comprar Microsoft, con lo cual logró
empujar en forma desmedida (casi 2,4%) el Nasdaq compuesto, principal panel tecnológico.

Repitiendo presunciones de la semana pasada, algunas firmas de valores -y un pintoresco
grupo de “pequeños gurúes”- pronostican que las menores
tasas referenciales en 45 años y el segundo paquete de rebajas tributarias
lanzado por el actual gobierno promoverán en gasto de los consumidores
y las ventas de las empresas. Sólo que esos US$ 330.000 millones -no 350.000
millones, pues 20.000 millones eran partidas para algunos estados- se notarán
paulatinamente, de este año a 2012. En realidad, lo de Wall Street es otra
cosa: “Todo está dispuesto para prolongar el alza durante este trimestre.
Sólo falta conocer los estados financieros del II trimestre”, decía
Daniel Lewis, de Trusco Capital Management (una cartera floritana que maneja US$
2.000 millones y ha contribuido al fondo pro reelección de George W.Bush).

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades