Detectan fallas en autos de Chrysler

El fabricante norteamericano, actualmente asociado con el grupo alemán Daimler–Benz, llamó a revisión a 769.000 de sus modelos por problemas en el volante.

1 diciembre, 2000

(EFE).- Chrysler, la unidad estadounidense de DaimlerChrysler, anunció ayer (jueves 30), que llamará a revisión a 769.000 monovolúmenes para solucionar un problema en el volante, que puede soltarse por el fallo en una pieza.

La compañía notificó a los dueños de los modelos 1993 y 1994 del Dodge Caravan, Plymouth Voyager, Grand Voyager y Chrysler Town & Country que lleven sus vehículos a distribuidores para que puedan ser reparados de forma gratuita.

El fabricante de automóviles, que registró pérdidas por US$ 512 millones en el tercer trimestre del año y sufre una profunda crisis, sumada a problemas legales, ha recibido 70 quejas de clientes.

Según un portavoz de Chrysler, no se han registrado hasta ahora ningún accidente, pero las denuncias por el fallo equivalen a uno entre 11.000 vehículos.

El problema es una pequeña pieza de metal que une el volante con la columna de dirección, que con el tiempo se debilita y afloja.

Los concesionarios de Chrysler instalarán una placa para reforzar esa pieza.

La retirada del mercado afecta a 679.000 vehículos en los Estados Unidos, 72.000 en Canadá y 18.000 en otros países.

(EFE).- Chrysler, la unidad estadounidense de DaimlerChrysler, anunció ayer (jueves 30), que llamará a revisión a 769.000 monovolúmenes para solucionar un problema en el volante, que puede soltarse por el fallo en una pieza.

La compañía notificó a los dueños de los modelos 1993 y 1994 del Dodge Caravan, Plymouth Voyager, Grand Voyager y Chrysler Town & Country que lleven sus vehículos a distribuidores para que puedan ser reparados de forma gratuita.

El fabricante de automóviles, que registró pérdidas por US$ 512 millones en el tercer trimestre del año y sufre una profunda crisis, sumada a problemas legales, ha recibido 70 quejas de clientes.

Según un portavoz de Chrysler, no se han registrado hasta ahora ningún accidente, pero las denuncias por el fallo equivalen a uno entre 11.000 vehículos.

El problema es una pequeña pieza de metal que une el volante con la columna de dirección, que con el tiempo se debilita y afloja.

Los concesionarios de Chrysler instalarán una placa para reforzar esa pieza.

La retirada del mercado afecta a 679.000 vehículos en los Estados Unidos, 72.000 en Canadá y 18.000 en otros países.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades