Denuncian a Telefónica y Telecom

Diez competidoras las acusaron formalmente de presionar al gobierno para conservar “prebendas” y desalentar el acceso al mercado de nuevas prestadoras.

5 junio, 2000

Diez empresas de telefonía acusaron hoy (lunes 5) a las operadoras Telefónica y Telecom de presionar al gobierno para desalentar el acceso al mercado de nuevos competidores y de pretender “muchos más años de prebendas, de subsidios injustificados”.

La denuncia, formalizada en un comunicado conjunto presentado esta tarde por sus máximos directivos, fue hecha por Movicom, CTI, Impsat, Comsat, Techtel, Velocom, Nextel, Iplan, PSINet y Metrored.

También estuvo presente un ejecutivo de Diveo, pero esta empresa no firmó el documento pues se encuentra tramitando su oferta pública inicial de acciones y tiene, por lo tanto, severas restricciones en materia de comunicación.

Según el documento, titulado “Peligran las inversiones y la competencia”, peligran “el desarrollo de nuevas inversiones y la entrada de nuevos competidores” porque, “tras años de privilegios monopólicos, hay quienes quieren muchos años más de prebendas, de subsidios injustificados”.
Las empresas firmantes sostienen que Telefónica y Telecom están presionando al gobierno para que eleve de 0,6% a 3% de la facturación de las empresas del sector el aporte al Fondo de Servicio Universal.

Ese fondo sirve para subsidiar la prestación de los servicios de telefonía en aquellas zonas donde no es rentable.

De acuerdo con el documento, si el aporte se elevara tal como lo piden las dos grandes operadoras, se afectaría la rentabilidad de las nuevas competidoras, cuyo ingreso al mercado se vería desalentado.

En la reunión durante la cual se presentó el documento trascendió que el gobierno tomaría una decisión sobre el tema antes de que el presidente Fernando de la Rúa se embarque hacia Estados Unidos, el próximo viernes 9.

El texto afirma que Telefónica y Telecom “reclaman que se pongan barreras a los nuevos competidores, como precios altos de interconexión, dificultades y demoras formales, y, para peor, subsidios que, en definitiva, paga el público”.

Los firmantes estiman que el costo de acceso “debería estar alrededor de $ 0,01”. Sin embargo, el 29 de noviembre, cuando se produzca de hecho la apertura total del mercado, estará a $ 0,0215.

Algunos de los ejecutivos explicaron que el motivo por el cual difundieron el documento es el temor a que los ministros de Economía y de Infraestructura y Vivienda, respectivamente José Luis Machinea y Nicolás Gallo, hayan decidido aceptar la posición de Telefónica y Telecom.

La opinión de los firmantes, en cambio, estaría en sintonía con la opinión del secretario de Comunicaciones, Henoch Aguiar.

Diez empresas de telefonía acusaron hoy (lunes 5) a las operadoras Telefónica y Telecom de presionar al gobierno para desalentar el acceso al mercado de nuevos competidores y de pretender “muchos más años de prebendas, de subsidios injustificados”.

La denuncia, formalizada en un comunicado conjunto presentado esta tarde por sus máximos directivos, fue hecha por Movicom, CTI, Impsat, Comsat, Techtel, Velocom, Nextel, Iplan, PSINet y Metrored.

También estuvo presente un ejecutivo de Diveo, pero esta empresa no firmó el documento pues se encuentra tramitando su oferta pública inicial de acciones y tiene, por lo tanto, severas restricciones en materia de comunicación.

Según el documento, titulado “Peligran las inversiones y la competencia”, peligran “el desarrollo de nuevas inversiones y la entrada de nuevos competidores” porque, “tras años de privilegios monopólicos, hay quienes quieren muchos años más de prebendas, de subsidios injustificados”.
Las empresas firmantes sostienen que Telefónica y Telecom están presionando al gobierno para que eleve de 0,6% a 3% de la facturación de las empresas del sector el aporte al Fondo de Servicio Universal.

Ese fondo sirve para subsidiar la prestación de los servicios de telefonía en aquellas zonas donde no es rentable.

De acuerdo con el documento, si el aporte se elevara tal como lo piden las dos grandes operadoras, se afectaría la rentabilidad de las nuevas competidoras, cuyo ingreso al mercado se vería desalentado.

En la reunión durante la cual se presentó el documento trascendió que el gobierno tomaría una decisión sobre el tema antes de que el presidente Fernando de la Rúa se embarque hacia Estados Unidos, el próximo viernes 9.

El texto afirma que Telefónica y Telecom “reclaman que se pongan barreras a los nuevos competidores, como precios altos de interconexión, dificultades y demoras formales, y, para peor, subsidios que, en definitiva, paga el público”.

Los firmantes estiman que el costo de acceso “debería estar alrededor de $ 0,01”. Sin embargo, el 29 de noviembre, cuando se produzca de hecho la apertura total del mercado, estará a $ 0,0215.

Algunos de los ejecutivos explicaron que el motivo por el cual difundieron el documento es el temor a que los ministros de Economía y de Infraestructura y Vivienda, respectivamente José Luis Machinea y Nicolás Gallo, hayan decidido aceptar la posición de Telefónica y Telecom.

La opinión de los firmantes, en cambio, estaría en sintonía con la opinión del secretario de Comunicaciones, Henoch Aguiar.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades