Delicity: la renovación de la marca

La cadena fue parte de un grupo multinacional extranjero, vivió una fase de enorme expansión y más tarde experimentó la competencia Hoy vive una nueva etapa en la que agregó innovación de productos bajo la premisa de que haya una propuesta para cada momento del día.  Por Mauro Maciel.

Tal vez haya sido Delicity la primera marca en instalar el concepto de combinar cafetería con panadería en el mercado argentino. Su primer local comercial se instaló en la esquina de Juncal y Coronel Díaz, hace casi 30 años, por elección de Alejandro y Carlos Eisler en 1985. Entonces fue necesario desarrollar un producto inexistente en el mercado local, donde únicamente se conocían las panaderías de barrio.

 

Una década más tarde, la firma fue comprada por la multinacional Pillsbury, que a su vez fue adquirida luego por el grupo gastronómico General Mills. En aquel primer recorrido, Delicity llegó a contar con una fuerte presencia gracias a unos 70 locales distribuidos en el país. Pero con el tiempo su modelo de negocio comenzó a decrecer y perdió su atractivo inicial, hasta que en 2010 fue comprada a la multinacional por Santiago Pichon Riviere y Javier Paternostro, propietarios del grupo New Delicity, de capitales locales, y fundadores de la marca Tentissimo, con 16 locales y mucha presencia en shoppings.

 

Facturas, panes, bocados dulces, tartas, rolls y veggies, sándwiches y ensaladas gourmet aparecen como especialidades de Delicity, en tanto que “la calidad de sus productos y la ambientación de sus locales renovados” representan la fortaleza de la marca, según opinan Pichon Riviere y Paternostro.

 

Bajo la actual gestión, Delicity cuenta con 2 locales propios y 9 franquicias remodeladas o en proceso de renovación, distribuidas entre los barrios de Belgrano, Palermo y Recoleta. La marca fue relanzada al mercado con cambio de imagen, productos, horarios de ventas y packaging, entre otros. “Hay un gran potencial para crecer ya que es una marca que vuelve a nacer y hay varias esquinas disponibles en las que hay gran potencial de venta. Varios de los locales renovados han duplicado, o casi, su facturación, respecto de lo que vendían el año previo a sus reformas”, dicen sus dueños, que reconocen además la intención de continuar la senda del crecimiento inicialmente en Capital Federal y Gran Buenos Aires.

 

“Apuntamos a esquinas de 100 a 150 metros cuadrados, a un target de buen poder adquisitivo y con potencial de venta durante toda la semana”. Aunque las temporadas de otoño e invierno son las que se identifican más fácilmente con sus productos, Delicity lanzó nuevos productos de tendencia saludable, que junto a la nueva ambientación, le permitió crecer también en épocas primaveral y veraniega, y en horarios no tradicionales, como el mediodía.

 

En tal sentido, en función del estado y el tamaño del local elegido, el valor de la franquicia ronda entre $ 1.000.000 y $ 1.500.000. “Nos caracterizamos por innovar permanentemente en productos. Acabamos de lanzar una variedad de brownies con distintos agregados, un pan relleno y facturas especiales, por ejemplo”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades