Cremas de belleza hechas sin agua

Son productos que  utilizan ingredientes botánicos y aceites.

Las marcas de belleza están reduciendo el contenido de agua de sus productos. El agua, una necesidad humana básica que no está al alcance de casi la tercera parte de la humanidad, se ha convertido en el nuevo lujo. Por eso las marcas deben reducir su dependencia del líquido ya que es el ingrediente principal en la mayoría de los cosméticos. Las cremas, lociones y espumas estándar contienen entre 70 y 80% o más de agua.

Si a eso se le suma la cantidad de agua que se usa en la ducha cuando se lava una cabeza y un cuerpo, lo que resulta es un volumen importante de agua que se usa a diario para satisfacer las más básicas necesidades de higiene. La idea, entonces, es fabricar productos sin agua y que además requieran menos cantidad de agua para realizar la higiene diaria.

L’Oréal se ha comprometido a reducir 60% del consumo de agua por producto terminado para 2020 comparado con las cantidades que usaba en 2005.

Unilever lanzó una iniciativa para desarrollar productos con menos agua en todas sus marcas. La nueva colección de la marca – Love Beauty and Planet, lanzada en 2018 en Estados Unidos, incorpora “tecnología de enjuague rápido en los acondicionadores de cabello para que se use menos agua.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades