Continúa subiendo la parte de Sacyr en el paquete Repsol YPF

Pese a anteriores desmentidas, la participación accionaria del grupo de construcción y servicios civiles pasa de 13 a 20%. Sacyr define este aumento de control directo como “una decisión estratégica”.

29 diciembre, 2006

Por supuesto, la nueva compra consolida su papel como principal accionista minoritario. Sacyr, en efecto, viene obteniendo buenas utilidades vía auge de la construcción en España. A su vez, eso se origina en una prolongada burbuja de especulación inmobiliaria que podría aflojar o cesar en 2007. Previendo ese desenlace, Sacyr diversifica apuestas. Como ha dicho Luis Rivero, su presidente ejecutivo.

Según confirmó el jueves la comisión de valores hispánica, para cerrar la compra el grupo desembolsó € 6.525 millones (unos US$ 8.500 millones), lo cual da una idea de la liquidez disponible. El precio equivale a € 26,40 por acción y sugiere que la capitalización bursátil de Repsol orilla más de € 26.000 millones.

Entre versiones y desmentidas, la operación llevó casi dos meses y medio, pues había arrancado a medidos de octubre. En ese momento, Sacyr tomó 13% del paquete. Lo ocurrido ahora es, simplemente, que el adquirente canceló intermediaciones por 7% y asumió el control directo sobre el 20%o.

Por el momento, Sacyr ratifica la confianza en Antoni Brufáu, presidente ejecutivo de Repsol YPF. Por su parte, analistas bursátiles en Madrid, Barcelona, Nueva York y Buenos Aires subrayan que, en las condiciones actuales, tiene más posibilidades de expansión el negocio petrolero que el de construcciones. Sobre todo porque, en varios años, éste ha mostrado casi las mismas tasas de actividad. Rivero y su segundo, Joan Abelló, estàn en la junta de la petrolera. Otros accionistas minoritarios son La caixa (catalana), Pemex y tres entidades financieras norteamericanas: JP Morgan Chase, State Street y Fidelity

Por supuesto, la nueva compra consolida su papel como principal accionista minoritario. Sacyr, en efecto, viene obteniendo buenas utilidades vía auge de la construcción en España. A su vez, eso se origina en una prolongada burbuja de especulación inmobiliaria que podría aflojar o cesar en 2007. Previendo ese desenlace, Sacyr diversifica apuestas. Como ha dicho Luis Rivero, su presidente ejecutivo.

Según confirmó el jueves la comisión de valores hispánica, para cerrar la compra el grupo desembolsó € 6.525 millones (unos US$ 8.500 millones), lo cual da una idea de la liquidez disponible. El precio equivale a € 26,40 por acción y sugiere que la capitalización bursátil de Repsol orilla más de € 26.000 millones.

Entre versiones y desmentidas, la operación llevó casi dos meses y medio, pues había arrancado a medidos de octubre. En ese momento, Sacyr tomó 13% del paquete. Lo ocurrido ahora es, simplemente, que el adquirente canceló intermediaciones por 7% y asumió el control directo sobre el 20%o.

Por el momento, Sacyr ratifica la confianza en Antoni Brufáu, presidente ejecutivo de Repsol YPF. Por su parte, analistas bursátiles en Madrid, Barcelona, Nueva York y Buenos Aires subrayan que, en las condiciones actuales, tiene más posibilidades de expansión el negocio petrolero que el de construcciones. Sobre todo porque, en varios años, éste ha mostrado casi las mismas tasas de actividad. Rivero y su segundo, Joan Abelló, estàn en la junta de la petrolera. Otros accionistas minoritarios son La caixa (catalana), Pemex y tres entidades financieras norteamericanas: JP Morgan Chase, State Street y Fidelity

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades