Computer Associates despide a Kumar para evitar problemas

Sanjay Kumar, ex CEO de Computer Associates, se alejó definitivamente de la firma. En realidad, lo invitaron a irse –algo que se resistía a hacer- porque el sumario penal federal contra la firma y él llega a la etapa final.

En una declaración formal, CA sostiene que Kumar renunció como “arquitecto principal de software”, cargo inventado por él mismo en abril, tras dimitir como presidente y director ejecutivo, esa absurda combinación de títulos tan cara al mundo empresario norteamericano.

Esto formaba parte de una amplia purga en la cúpula. Ahora, la firma estima que –sin Kumar en el medio- podrá afrontar mejor el proceso por fraude y obstrucción a la justicia iniciado en 2002. Meses atrás, cuatro ex directivos se declaraban culpables de ambos cargos, por los cuales probablemente se acuse también al imperturbable ingeniero indio.

La compañía está muy interesada en evitar una sentencia negativa y ha ofrecido un arreglo por US$ 10 millones a los fiscales. Pero la propuesta fue rechazada porque la suma resulta insignificante, en relación con arreglos hechos con otras compañías grandes y casos de similar tenor.

Desde el tercer trimestre de 2003, al acelerarse el sumario judicial, la empresa ha despedido al director ejecutivo, el financiero, el asesor legal jefe, el gerente de ventas y casi todo el elenco superior. Inclusive de desprendió del estudio Wachtell, Lipton, Roen & Katz, que había hecho una auditoría contable interna, paralela a la oficial.

El problema con Kumar era que, tras dejar el puesto de CEO, siguió actuando como si todavía lo ocupase. Por tanto, los fiscales intimaron a CA a sacárselo de encima, so pena de agravar su situación jurídica. Esto hace pensar que el ex directivo terminará siendo formalmente acusado.

Siguiendo el ejemplo de las dos principales autoridades de la CIA, despedidas por George W.Bush, los abogados de Kumar dijeron que, en adelante, “se dedicará a su maravillosa familia”. Pocos la conocen, aunque el experto haya ingresado a CA en 1987. Merced a su influencia sobre el fundador (Charles Wang, chino étnico, por entonces CEO), alcanzó en 1994 la segunda jerarquía: presidente y director operativo.

Con ventas por US$ 3.300 millones anuales y 16.000 empleados, Computer Associates es la cuarta compañía de software independiente. Se especializa en programas para servidores y redes en grandes empresas. Durante los 90, parecía crecer vigorosamente y sus acciones subían todo el tiempo. En 1998, Wang, Kumar y un tercer directivo compartieron una de las mayores bonificaciones anuales otorgadas en el sector privado: US$ 1.100 millones.

Más tarde, quedó en evidencia que esa veloz expansión era, mayormente, fruto de cosmética contable. Desde octubre de 2000, tras cambiar prácticas, las ventas fueron cayendo a la mitad, aunque mantenga casi toda la masa laboral de los años prósperos.

En una declaración formal, CA sostiene que Kumar renunció como “arquitecto principal de software”, cargo inventado por él mismo en abril, tras dimitir como presidente y director ejecutivo, esa absurda combinación de títulos tan cara al mundo empresario norteamericano.

Esto formaba parte de una amplia purga en la cúpula. Ahora, la firma estima que –sin Kumar en el medio- podrá afrontar mejor el proceso por fraude y obstrucción a la justicia iniciado en 2002. Meses atrás, cuatro ex directivos se declaraban culpables de ambos cargos, por los cuales probablemente se acuse también al imperturbable ingeniero indio.

La compañía está muy interesada en evitar una sentencia negativa y ha ofrecido un arreglo por US$ 10 millones a los fiscales. Pero la propuesta fue rechazada porque la suma resulta insignificante, en relación con arreglos hechos con otras compañías grandes y casos de similar tenor.

Desde el tercer trimestre de 2003, al acelerarse el sumario judicial, la empresa ha despedido al director ejecutivo, el financiero, el asesor legal jefe, el gerente de ventas y casi todo el elenco superior. Inclusive de desprendió del estudio Wachtell, Lipton, Roen & Katz, que había hecho una auditoría contable interna, paralela a la oficial.

El problema con Kumar era que, tras dejar el puesto de CEO, siguió actuando como si todavía lo ocupase. Por tanto, los fiscales intimaron a CA a sacárselo de encima, so pena de agravar su situación jurídica. Esto hace pensar que el ex directivo terminará siendo formalmente acusado.

Siguiendo el ejemplo de las dos principales autoridades de la CIA, despedidas por George W.Bush, los abogados de Kumar dijeron que, en adelante, “se dedicará a su maravillosa familia”. Pocos la conocen, aunque el experto haya ingresado a CA en 1987. Merced a su influencia sobre el fundador (Charles Wang, chino étnico, por entonces CEO), alcanzó en 1994 la segunda jerarquía: presidente y director operativo.

Con ventas por US$ 3.300 millones anuales y 16.000 empleados, Computer Associates es la cuarta compañía de software independiente. Se especializa en programas para servidores y redes en grandes empresas. Durante los 90, parecía crecer vigorosamente y sus acciones subían todo el tiempo. En 1998, Wang, Kumar y un tercer directivo compartieron una de las mayores bonificaciones anuales otorgadas en el sector privado: US$ 1.100 millones.

Más tarde, quedó en evidencia que esa veloz expansión era, mayormente, fruto de cosmética contable. Desde octubre de 2000, tras cambiar prácticas, las ventas fueron cayendo a la mitad, aunque mantenga casi toda la masa laboral de los años prósperos.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades