Cómo vive la crisis el sector electrodomésticos

El volumen de venta de estos productos cayó 33,9% en el primer trimestre

Con lo que acumula tres trimestres de caída consecutiva. Asimismo, se ubicó en el nivel más bajo para un primer trimestre desde el año 2012.  

En esta línea, según los datos publicados por el INDEC, la facturación del trimestre medida en términos corrientes se ubicó en niveles similares a los de 2018 (-0,2% i.a.), lo que no resulta en una buena noticia en un contexto de alta inflación. Según el IPC-GBA de la consultora Ecolatina, los precios del rubro se incrementaron 50,9% i.a. en promedio durante esos meses, lo que se traduce en una contracción significativa de la facturación en términos reales.

El contexto económico desde la crisis cambiaria se configura como un entorno fuertemente adverso para las ventas del sector. Por un lado, como es un bien durable, su demanda está principalmente atada al poder adquisitivo en dólares, el cual experimenta una caída del 32% i.a. en el primer trimestre. Asimismo, por tratarse de bienes dispensables, presentan una elasticidad precio de la demanda muy elevada. En este sentido, el componente importado en el rubro es alto y ante el salto del tipo de cambio los precios del rubro se mueven sensiblemente, desalentando significativamente la compra de artefactos.

Por otro parte, el acceso al financiamiento es una herramienta clave a la hora de la decisión de compra. Bajo este marco, tasa de interés elevada y poca accesibilidad al crédito se configuran como uno de los principales detractores de las ventas del sector.

 

¿Qué se espera para lo que resta de 2019?

 

Difícilmente la dinámica contractiva se revierta. El poder adquisitivo de los salarios, tanto en pesos como en dólares, continuará deprimido en los próximos meses de 2019, lo que no permitirá recomponer consumo, mucho menos en bienes durables que no son de primera necesidad. A ello se suma que el ingreso disponible de las familias se mantendrá más acotado aún, debido al encarecimiento de bienes y servicios relativamente inelásticos al cambio de precios, tales como electricidad, combustibles, educación, salud, etc. De la misma forma, la persistencia de altas tasas de interés y un contexto de creciente incertidumbre electoral que posterga decisiones de compra de largo plazo, continuará desalentando la demanda de electrodomésticos.

Por último, un factor negativo adicional que operará en la mayor parte de 2019 es el efecto mundialista. El año pasado, con el mundial de futbol, se alcanzaron niveles récord de ventas de televisores, lo que aminoró la caída de las ventas del agregado del sector en 2018. Este año, el efecto será inverso. Dada la “alta” base de comparación que deja dicho segmento, la menor compra de televisores profundizará la caída agregada del sector. De hecho, dicha dinámica ya se vislumbra con los datos del primer trimestre: mientras que el volumen de ventas del rubro TV, Video, y fotografía cayó 52% i.a., el resto de los rubros en conjunto lo hicieron 29%, lo que dejo una caída agregada del sector de casi 34%.  

En consecuencia, la recuperación de las ventas del sector no llegará en 2019. Hasta tanto no se recomponga el salario real y la tasa de interés baje a niveles accesibles, el sector continuará en rojo. 

 

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades