Boeing: el arreglo llevó más tiempo del pensado

El problema fue que no paralizó sus aviones luego del primer accidente.

Boeing estaba a punto de solucionar el problema con el software de su 737 Max cuando se cayó el avión de Ethiopian Airlines el 10 de marzo, segundo accidente mortal en cinco meses.

 

La compañía norteamericana trabajaba con los reguladores desde hacía cinco meses intentando arreglar el sistema desde el accidente de octubre 2018 en Indonesia. Pero el arreglo demostró ser más complicado de lo que se pensó al inicio, según un ejecutivo de Boeing.

 

Entre los grandes desafíos que afrontan los ingenieros que revisan el sistema de control de vuelo es proteger el avión de “lo que no se sabe que no se sabe” o sea, esa circunstancia improbable y fortuita que podría provocar que el software MCAS vuelva a superar a los pilotos. Eso dijo Mike Sinnett, vicepresidente de estrategia de producto de la empresa.

 

Los pilotos siempre tendrán la posibilidad de anular el software y controlar el avión manualmente, dijo Sinnett. Boeing va a presentar a los reguladores de la Federal Aviation Administration (FAA) los documentos finales para su certificación, el último paso en un proceso diagramado por la compañía en enero.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades