Big Pharma le gana la pulseada a Donald Trump

El Departamento de Salud había exigido que publiquen sus precios por TV.

La orden debía comenzar a cumplirse esta semana pero un juez federal de Washington DC decidió que el Departamento de Salud no tiene potestad para dictar esa medida. El juzgado interpretó que el ejecutivo intentaba arrogarse funciones del legislativo. Por lo tanto las compañías farmacéuticas quedan liberadas de la obligación de revelar los precios.

 

Luego de que el Departamento de Salud impusiera la regla en mayo tres compañías farmacéuticas – Merck, Eli Lilly y Amgen – presentaron una demanda contra el gobierno argumentando que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS según siglas inglesas) se había exedido en su autoridad porque no tenía permiso del Congreso para imponer la exigencia.

 

En su fallo, el juez del distrito, Amit Mheta, dijo que la decisión le compete a la rama legislativa y no al ejecutivo.

 

El Secretario de Salud, Alex Azar, dijo en mayo al anunciar la medida que obligar a las farmacéuticas a revelar sus precios en la publicidad por televisión de los productos de venta directa podría ayudar a bajar los altísimos precios de los medicamentos recetados.

 

El juez dijo que la medida bien podría resultar útil para bajar los costos de los medicamentos, pero por más serio que sea el problema el HHS no puede hacer más de lo que el Congreso le autoriza.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades